Los reyes eméritos de España están siendo investigados por el uso de tarjetas black. Otros miembros de la familia real, también son sospechosos de utilizar estas tarjetas que se cargan en cuentas ajenas y en las que no aparecen como titulares.

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha abierto una investigación por corrupción debido a que Juan Carlos, su esposa Sofía y otros miembros de la familia, han estado usando tarjetas black, según la información recogida ElDiario.es. La Fiscalía ignora como se ha podido filtrar la noticia, al tiempo que se ha apurado a añadir que los dato no son del todo ciertos

Las 'tarjetas black' las usaban varios miembros de la familia

Según se pudo ver en Internet, no solo el rey emérito usaba las tarjetas black.

Sofía y otros miembros de la familiar real también hacía uso de ellas. Estas tarjetas opacas fueron empleadas por los reyes eméritos para pagarse, por ejemplo, los viajes a Londres.

La investigación se centra entre el año 2016 y el 2018, cuando ya no eran reyes de España y por lo tanto, no podrían disfrutar de los derechos que le concede tal cargo. Por otro lado, el uso de tarjetas black por parte de los reyes eméritos constituye un delito fiscal, ya que la cuantía excede los 120.000 euros

La Fiscalía investiga todos los gastos de las 'tarjetas black'

Según elDiario.es la Fiscalía está estudiando a día de hoy, todos los gastos de las tarjetas black, así como la procedencia del dinero con el que se abonaban las tarjetas, ya que llega de fuera de nuestras fronteras.

El mismo medio asegura que un persona de origen mexicano y un Guardia Civil estarían detrás de todo este escándalo. Desde la Fiscalía se ha exigido a Anticorrupción la remisión de todas las diligencias del caso abierto hasta que lleguen a conclusiones evidentes y puedan actuar en consecuencia

Tarjetas black, paraísos fiscales y cobros sospechos

La familia real ya estaba siendo investigada por el cobro de comisiones irregulares, que después eran enviadas a paraísos fiscales.

Pero el caso se cerró sin ningún tipo de sanción. En esta nueva trama de corrupción, la investigación será llevada por el Tribunal Supremo, por ser el rey emérito un aforado del mismo.

La Fiscalía General también investigará el origen de la filtración de la noticia a elDiario.es, y tomará las medidas disciplinarias correspondientes. En este medio de comunicación aseguran que ningún miembro de la Casa Real actual está siendo investigado en la actualidad.

El presunto delito fiscal no tiene nada que ver con el otro caso de corrupción en el que se acusaba al rey emérito de haber recibido 65 millones de euros de Arabia Saudí, para abonarlos más tarde a Corinna Larsen, la que había sido su amante.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!