La reina Sofía y varios de sus familiares más directos, en concreto dos de sus nietos. están siendo investigados por la Fiscalía Anticorrupción, según apunta en una exclusiva del digital "eldiario.es", donde se pone de manifiesto que estas investigaciones serían como consecuencia de los gastos llevados a cabo con varias tarjetas black de crédito. En la lista de investigados también está el rey emérito Juan Carlos de Borbón, quien ya se encuentra involucrado en otros escándalos económicos y personales.

En cambio es la primera vez que sale a la luz pública el nombre de Sofía de Grecia y algunos de los parientes más allegados.

En la información apuntan a que estas tarjetas de crédito opacas se abonaban desde una cuenta bancaria en la que ninguno de los anteriores Reyes de España figuran como titulares. Esta noticia llega ante el posible retorno a España de Juan Carlos.

Felipe VI, Letizia y sus hijas no se beneficiaron de las tarjetas

En la exclusiva que ofrece el diario digital que dirige Ignacio Escolar, se revela que están siendo investigados algunos de los familiares más relevantes de Juan Carlos y Sofía, entre los que destacan algunos de sus nietos, aunque en la información no se detallan sus nombres. El emérito y su esposa tienen un total de ocho nietos fruto del matrimonio de sus tres hijos.

Los nietos son Juan, Pablo, Miguel, Irene, Froilán, Victoria Federica, Leonor y Sofía.

De todos ellos, sí se puede saber que las hijas de Felipe VI y Letizia Ortiz no están en el punto de la investigación. Tampoco sus padres, ya que esta presunta ilegalidad se habría producido cuando asumieron el Trono.

Viajes de la Reina Sofía a Londres

Uno de los gastos más llamativos que supuestamente se hicieron con estas tarjetas de crédito opacas fue el que tuvo como protagonista a la Reina Sofía.

Aparecen varios apuntes que corresponden a sus viajes a Londres, donde según apuntan las fuentes disponía de una vivienda desde hace varios años.

En este sentido, hay que recordar que han sido muy frecuentes estos desplazamientos por parte de la madre de Felipe VI, algunos considerados como viajes privados y otros para estar junto a su hermano Constantino de Grecia que tenía su residencia en la capital de Gran Bretaña.

Cabe recordar las recientes palabras de Corinna que afirma que en la Casa Real "si alguien deseaba dinero, lo cogía".

No amparados por la inviolabilidad constitucional

Este nuevo escándalo en la Casa Real española se caracteriza porque los hechos tuvieron lugar a partir del año 2014, bajo la acusación de un delito fiscal al tratarse de un aumento en la renta no declarado por encima de 120.000 euros.

De esta manera, y de prosperar la investigación, tanto Juan Carlos como la Reina Sofía no podrían estar amparados bajo el principio de inviolabilidad constitucional al haberse desarrollado después de la abdicación del monarca. Los cargos con estas tarjetas corresponden a los años 2016, 2017 y 2018.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!