Una peritonitis mató a Aitor, el niño de 8 años, que tras ir 5 veces al hospital, sin llegar a ser atendido, murió, sin que su familia pudiera hacer nada. El niño sufría un agudo dolor de estómago, por lo que su abuela lo llevó al hospital. Ambos fueron a urgencias en 5 ocasiones, pero en Urgencias del Hospital General Universitario de Elda, Virgen de la Salud, no le dieron la menor importancia. No se cansaban de decir que al pequeño no le pasaba nada. Como resultado de su negligencia, Aitor falleció a consecuencia de una peritonitis.

La autopsia de Aitor demuestra que murió por peritonitis aguda

Una familia rota de dolor, pide justicia, mientras que el Hospital ha ofrecido a la misma toda su colaboración. Nadie devolverá a una madre y a una abuela desconsoladas, a su niño. No ha quedado claro si hubo negligencia en el caso de Aitor y si su muerte podría haber sido evitada o no. Pero lo que tienen claro en su entorno, es que el coronavirus estaría detrás de la muerte del menor.

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19, está dejando también víctimas colaterales. Los centros de salud están colapsados, falta personal, instalaciones y material. De no bajar el número de contagios, el país, podrá verse implicado en una crisis sanitaria sin precedentes. "Todo lo tapan con la COVID", dicen los familiares de Aitor.

Pudo haber negligencia en el caso de Aitor

El primer informe de la autopsia realizada al pequeño, revela que pudo haber negligencia en su caso. Al niño, no se le realizó ni una analítica de sangre, a pesar de que se quejaba de un fuerte dolor de barriga. El niño murió a causa de una peritonitis, que es una inflamación del peritoneo, una membrana que protege el abdomen, que puede ser provocada por hongos o bacterias.

Cuando no se atiende inmediatamente, la peritonitis puede derivar en una infección grave y provocar la muerte de la persona afectada. La sepsis abdominal, es la causa de la muerte en estos casos. Aitor, no fue atendido con la rapidez necesaria y finalmente, el niño falleció.

La muerte de Aitor ha consternado al país entero

La Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana se ha querido unir al dolor de la familia de Aitor y le han ofrecido su total de colaboración, si bien, son conscientes de que, ni todo el apoyo del mundo, podrá consolar a esta familia, hoy, destrozada.

La peritonitis aguda, según la autopsia, que no se hizo en el hospital de Elda, sino en el Instituto Anatómico Forense a petición de la familia del pequeño Aitor, es la causa más probable de la muerte de Aitor, si bien, hay que ser prudentes y no adelantarse a los acontecimientos. La abuela del pequeño, no cabe en sí de rabia al recordar, que lo único que hicieron por su nieto fue darle un medicamento para dejar de vomitar, cuando estaba claro que al pequeño le dolía mucho el estómago.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!