Como se suele decir, una imagen dice más que mil palabras y la que dirigió hoy Isabel Ayuso en la Asamblea, habla bastante bien de la incomodidad de la presidenta de la Comunidad de Madrid, ante la actitud del vicepresidente de la misma. El caso es que, en el momento de abrir el micro, justo cuando Ayuso dice el “gracias, señoría”, muchos de los diputados de la sala estaban hablando, entre ellos, Ignacio Aguado, Enrique López o María Eugenia Carballedo. Esto no le gustó nada a la presidenta, que interrumpió su discurso para pedir a los diputados que se callasen. Le bastó con decir un simple “por favor”, pero con sus ojos, parecía estar diciéndolo todo.

Ayuso se molesta con Aguado por charlar mientras trataba de responder a Monasterio

Sucedió durante la Asamblea de esta mañana. La presidenta de la Comunidad de Madrid, ha comparecido este jueves, como casi cada semana, en la Asamblea de Madrid en la sesión de control al Gobierno regional. Ha vivido una situación muy incómoda con su vicepresidente, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, al verse obligada a pedirle que se callase, ya que se disponía a responder a Rocío Monasterio, portavoz de VOX.

Ayuso, se mostró amable en su petición, sin embargo, su cara no parecía serlo tanto. La presidenta clavó su mirada en su segundo de abordo, quien rápidamente, dejó de hablar, recostándose en su escaño. Carballedo, la consejera de la presidencia, hizo lo mismo.

Tras esto, Isabel Ayuso continuó con su respuesta.

A Isabel Ayuso no le ha hecho falta decir ni una palabra, buen entendedor...

En Asamblea de hoy jueves el ambiente podía cortarse con un cuchillo. No se puede negar que había cierta tensión en el aire. La respuesta de Ayuso, venía precedida de una intervención por parte de Rocío Monasterio, diputada del partido ultraderechista Vox, en la que en lugar de ceñirse al tema, que era el de las restricciones de movilidad por el Coronavirus, se fue por las ramas en un ataque directo al PP.

El presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, se ha visto obligado a retirarle la palabra.

Así pues, el clima ya era tenso cuando Ayuso se disponía a contestar a Monasterio, pero la tensión se hizo más evidente cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid tiene que pedir a su vicepresidente que se calle. No tuvo que decir nada, con su mirada fue suficiente.

Lo de Ayuso de hoy se suma a lo del 'concurso del tonto del pueblo' de ayer

Se puede decir que esta no ha sido una buena semana para Ignacio Aguado. No solo le ha regañado su presidenta, sino que además, ayer le llamaron “tonto”. Esto ocurrió durante una prueba de sonido previas a una rueda de prensa que Aguado dio ayer miércoles. Durante las mismas, se pudo escuchar por un micro abierto lo siguiente: “Hoy en el concurso del tonto del pueblo recibimos la visita de...”.

Aguado ha querido quitarle hierro al asunto publicando el siguiente tuit:

Desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid aseguran que el incidente no ha sido más que un fallo técnico, y que en ningún momento se pretendía ofender al vicepresidente.

Pero según fuentes recogidas de la Cadena SER, el comentario salió del alguno de los miembros del equipo de comunicación de Ayuso, y que ha molestado bastante a Aguado.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!