La situación que vive España ante el aumento descontrolado de casos de Coronavirus, no es nada fácil. Aunque se han impuesto medidas, parece que la segunda ola no se detiene. Una medida extrema es decretar el confinamiento domiciliario de la población, lo cual no se quiere y el Gobierno ha pedido esperar hasta el 9 de noviembre para observar cómo se desarrollan las medidas impuestas anteriormente y de esta manera evaluar el posible decreto.

Varias comunidades autónomas han solicitado el confinamiento domiciliario, entre ellas Castilla y León y Asturias; pero el Gobierno mantiene su postura con las actuales medidas y ya cuenta con la aprobación del Congreso para una extensión inmediata del estado de alarma hasta el próximo mes de mayo.

Carmen Calvo aseguró que no se tomarán medidas hasta el 9 de noviembre

La vicepresidenta ha aclarado durante una intervención en Canal Sur Radio, que actualmente se encuentran vigentes algunas medidas y otras se están evaluando y muy probablemente entrarán en vigor a partir del próximo 9 de noviembre.

Ha pedido además que hasta esa fecha no se adelante ningún tipo de medidas ni fases, ya que las actuales son suficientemente contundentes y pide prudencia. Lo mejor es cumplir las normas actuales, especialmente evitar la circulación nocturna y reafirmar la disciplina personal.

Carmen Calvo aclaró que lo mejor es esperar para saber qué ocurre y de esta manera evaluar las circunstancias, además dijo que desde el punto de vista político es posible justificar las solicitudes y propuestas que tengan las comunidades autónomas, pero jurídicamente estas medidas solo pueden ser decretadas por el Gobierno.

Las comunidades que aspiren a un confinamiento domiciliario, deben esperar al decreto del Gobierno

Aclaró también que las medidas de restricción de movilidad en horario nocturno y entre los territorios deben ser evaluadas para ver los resultados, pero recalcó que el Gobierno es quien posee la facultad de decretar un confinamiento domiciliario en la población, pero se requiere tiempo para considerar lo que sucederá en los próximos días.

Por otra parte, la vicepresidenta también comentó los disturbios y protestas contra las limitaciones que existen para luchar contra la pandemia. Ha hecho una llamada a la solidaridad y la responsabilidad social hacia el personal sanitario que se encuentra en las UCI y quienes mantienen a la población día a día. También se mostró en desacuerdo con aquellos irresponsables que buscan desestabilizar y crear sentimientos y situaciones inquietantes y peligrosas en aquellos que están atravesando situaciones complejas y de tensión.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!