Después de que se hiciera pública la noticia sobre el positivo en COVID-19 de Donald Trump, se han dado a conocer muchas opiniones, ya que el presidente de Estados Unidos en un principio no creyó en el virus y se mostraba muy confiado al no utilizar mascarillas en sus eventos.

Junto a la primera dama, se pusieron en cuarentena, y los últimos comentarios de Trump respecto al coronavirus, se refieren a la enfermedad como ‘una bendición de Dios’ para él.

Donald Trump ha regresado desde el miércoles al despacho oval

Según el reporte del médico Sean Conley, el presidente no ha presentado síntomas asociados al coronavirus durante las ultimas 24 horas, y la fiebre ha cesado desde hace cuatro días.

Por su parte, Donald Trump ha enviado un mensaje a través de un video a la población norteamericana, y ha mencionado que todos los ciudadanos deberían poder recibir el tratamiento que le fue suministrado. También ha prometido a su población que proporcionará gratuitamente el fármaco elaborado por Regeneron Pharmaceuticals.

El tratamiento recibido por Donald Trump, será distribuido según él, de forma gratuita

Según su experiencia, lo que ha recibido ha sido más que un tratamiento terapéutico, ha sido para él una cura. Además, existen miles de dosis disponibles, aunque aún no se ha aprobado oficialmente por los reguladores oficiales. Sus palabras al respecto catalogan al tratamiento como cuna “bendición oculta”.

Una vez que se contagió, escuchó referencias sobre lo que podía hacer la medicina y pidió que lo dejaran probarla, siendo el resultado increíble.

Concluyó diciendo que buscará la manera de que aprueben una autorización de emergencia para su uso, es decir sin la aprobación de la FDA, y que además los ciudadanos no deberán pagar por el tratamiento, ya que no han tenido culpa por los contagios, responsabilizando a China por el hecho.

Donald Trump considera al coronavirus menos letal que la gripe

Tras su regreso a la Casa Blanca, el presidente aseguró que el coronavirus es mucho menos letal que la gripe para muchas poblaciones, y se preguntó si también habría que confinar a Estados Unidos por esta última enfermedad, pues la gripe se hace cada vez más presente y cada año mueren hasta más de 100.000 personas aun cuando existe una vacuna.

Por otra parte, Trump ha solicitado reanudar las actividades de campaña para las elecciones que están fijadas para el próximo 3 de noviembre, aunque muchos de sus colaboradores más cercanos se encuentran aislados tras la aparición de otro caso positivo en días anteriores. Esto ha motivado a un incremento en la seguridad sanitaria de la Casa Blanca, y un mayor uso de mascarillas, así como la aplicación de medidas limitativas en la entrada y salida del personal.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!