El CESM tenía la intención de convocar la huelga durante la primera quincena del mes, pero luego de darse a conocer el contenido del Real Decreto de Ley 29/2020 y de la complejidad que implica realizar una convocatoria de esta magnitud, fue trasladada hasta el 27 de octubre. Inicialmente las organizaciones de enfermeras habían anunciado que se unirían a la huelga, pero el principal sindicato del sector anuncio que finalmente no participarían en la huelga.

El rechazo al Real Decreto 29/2020 es la causa de la huelga

El Real Decreto 29/2020 que ha originado el descontento de los médicos plantea que las Comunidades Autónomas en conjunto con el Instituto de Gestión Sanitaria pueden realizar la contratación de personal que tenga el Grado, Licenciatura o un Diplomado, pero que no sean especialistas, para realizar funciones de especialistas, esto con carácter temporal debido a la crisis ocasionada por el coronavirus.

El sector médico rechazó este decreto por considerar que no toma en cuenta la situación que tienen que vivir desde que comenzó la pandemia, además de que la opinión del gremio no fue tomada en cuenta y que al final es el desmantelamiento del sistema sanitario del país. Estos son los motivos del llamado a huelga.

La huelga del 27 de octubre

No solo es el desmantelamiento del sistema de salud del país lo que preocupa al CESM, sino también el estado de vulnerabilidad en que estarían sometidos los pacientes al ser tratados por personal que no son especialistas. Además se considera que es una intrusión en la profesión y le resta legalidad al sistema de Formación Sanitaria Especializada.

Tomás Toranzo, presidente del CESM, estima que esto es un despropósito total y un ataque frontal en contra de la profesión.

Considera que la supuesta falta de médicos que alegan algunas administraciones, es una falta de disponibilidad, debida a las pésimas condiciones laborales en las que tienen que trabajar.

Otra de las críticas al Real Decreto es la movilidad forzada de los médicos, tanto físicamente como en los diferentes niveles asistenciales, lo que puede afectar la seguridad de los pacientes al ser atendidos por especialistas que no pertenecen al área de salud a la que fueron remitidos.

El gremio médico no se cierra a la negociación

El Decreto, al permitir la contratación de personal sanitario de forma excepcional, incorporaría aproximadamente a 10.000 profesionales, con la finalidad de disminuir la presión en el sistema público de salud y poder prestar atención a los pacientes en todas las áreas.

La huelga es una medida para exigir la anulación de este Decreto, recurriendo también a todas las herramientas que se encuentren legalmente disponibles para ello. Plantean realizar reuniones con las diferentes organizaciones políticas, hasta recurrir a la vía jurídica, tanto a nivel nacional como europeo, sin dejar de lado introducir una petición de amparo en la Defensoría del Pueblo.

Sin embargo, el gremio médico teme que la convocatoria a la huelga no sea tan concurrida como esperan, debido a que es motivada por algo muy concreto y que es una ley que probablemente no ha sido leída por la mayoría de los médicos. Cada Comunidad Autónoma podrá realizar la convocatoria a nivel local para sumarse a la huelga general.

Se espera que otros profesionales del área de la salud les brinden su apoyo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!