La Mesa y Portavoces de la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados, formada por PP, PSOE y Podemos, ha decidido, tras la votación, que la comunidad educativa no comparezca ante la Comisión de la Ley Celaá, con dos votos a favor de los populares y tres en contra del Gobierno de coalición. Sin embargo, al no haber alcanzado la unanimidad en la Mesa de la Cámara Baja, las votaciones sobre la comparecencia de la sociedad civil deberán repetirse en la Comisión de Educación.

La oposición tacha de “censura” la negativa del Gobierno a que los expertos en educación estén en las comparecencias

Que la comunidad educativa, en este caso por el proyecto de ley le atañe, esté presente es algo habitual en estos casos, para que haya distintos puntos de vista y refuercen el proyecto que se quiere llevar a cabo. La oposición exigía, antes de que se abriese la ponencia, saber si la sociedad civil estaría dentro de las comparecencias, lo cual fue desestimado y esta se llevó igual, acto que ha sido tachado por PP, Ciudadanos y VOX como un acto de "censura”.

El "veto" del Gobierno a la comunidad educativa ha sido llevado ante el Parlamento Europeo

La oposición ha llevado este "veto" a la comunidad educativa ante el Parlamento Europeo para que investigue el proceso de tramitación de la Ley Orgánica de Modificación de la LOE (llamada LOMLOE).

Sandra Moneo, responsable de Educación e Igualdad del PP, declara que es “inadmisible” que dicha ley se tramite en plena pandemia y, además, apartando a los expertos para que opinen sobre esta. Es un ejemplo, según Moneo, de cómo PSOE y Podemos intentan imponer su “rodillo” en todas las instituciones.

Aún siendo conscientes de que perderán la votación, PP, Cs, VOX y UPN quieren que se cree una Comisión de Educación para que se pueda debatir en ella la presencia de los expertos docentes. Y es que la postura adoptada por PSOE y Podemos, según declara el Gobierno de coalición, es debida a que la tramitación de esta Ley se ha demorado demasiado (ha habido 16 prórrogas) y hay que aprobarla lo antes posible para hacer frente a los problemas creados por la pandemia.

Edmundo Bal califica la "Ley Celaá" como "sectaria, dogmática y excluyente".

Para la aprobación de la Ley Educativa que sigue vigente, la LOMCE (la Ley Wert), hubo hasta 50 expertos en representación de sindicatos, asociaciones y colectivos de educación. Y es que Edmundo Bal, diputado de Ciudadanos, considera que las prisas y la exclusión de los educadores es una irresponsabilidad, que solo responde al intento de tapar su fracaso por no tener un plan de vuelta al cole y hacer efectiva una Ley de Educación “sectaria, dogmática y excluyente”.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!