A través de la Plataforma Enfermera Escolar, las enfermeras alertaron sobre el riesgo al que están expuestos todos los alumnos en los centros educativos, debido a que no todas las comunidades están tomando las medidas necesarias para evitar o disminuir el riesgo de contagios, como por ejemplo, disponer de una enfermera en el aula. No se ha tomado en cuenta la vulnerabilidad de los alumnos, que tienen patologías previas y que deben recibir mayores cuidados.

El comunicado de la Plataforma Enfermera Escolar

En el documento realizado por la Plataforma Estatal de Enfermera Escolar, el Sindicato de Enfermería, el Foro Español de Pacientes y el Sindicato Independiente de la Enseñanza Pública, se expone a la Fiscalía de Menores la situación y los riesgos a los que están siendo sometidos los alumnos, después de la vuelta a clases.

En el escrito se señala la preocupación que existe entre los padres, representantes y los miembros de la comunidad educativa, de que se produzca un aumento en el número de contagios por COVID-19, resaltando que las medidas tomadas para proteger a los alumnos en las instituciones educativas son insuficientes, ya que no se contempla entre ellas la figura de la enfermera escolar en el aula.

Existe preocupación por el riesgo de contagio en los centros educativos

En el comunicado se resalta y se hace hincapié en la situación que se puede generar en los centros educativos de aumento en los casos de COVID-19, debido a la situación de vulnerabilidad de los alumnos por ser menores de edad, y por presentar además muchos de ellos patologías, que los convierten en personas de alto riesgo.

Estiman que la situación de alarma no es solo en el caso de que un alumno se contagie, sino todas las consecuencias que provoca ese contagio, como ponerlos en aislamiento al igual que al resto de los alumnos, a los docentes y al personal, que deben ser todos confinados y sometidos a pruebas para descartar la presencia del virus.

Lo que supone una interrupción en el flujo normal de las actividades educativas.

Todo esto por supuesto, si el caso es detectado a tiempo, de no ser así estiman que se podría ocasionar un contagio masivo, lo que podría generar un descontrol en los casos de contagio por el COVID-19, que terminaría afectando a la comunidad en general.

El papel de las enfermeras en el aula para evitar los contagios

En el documento también se expone que los encargados de todo lo relacionado con el COVID-19 en los centros educativos, figura que se conoce como Coordinador Covid, son docentes, cuando debería ser un profesional en el área sanitaria, como una enfermera, quien se encuentra más capacitada para asumir responsabilidades en el sector sanitario.

Una enfermera se encuentra preparada para realizar la detección de los casos en el tiempo apropiado, además de poder realizar la gestión adecuada de los casos que se presenten, en coordinación con los responsables del centro, la comunidad educativa y el servicio de salud, aplicando los protocolos establecidos para este tipo de situaciones.

El aumento en el número de contagios en todo el país es motivo de alarma, y causa preocupación en el ámbito docente, donde la vuelta a clases implica un riesgo de que se produzcan contagios por el COVID-19 entre los niños y adolescentes.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!