Una de las principales medidas laborales que van a afectar a empresarios y trabajadores durante el último semestre del año es que el gobierno que preside Pedro Sánchez se plantea mantener la prohibición de los despidos hasta el próximo día 31 de diciembre. Tras la puesta en marcha de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, más conocido como ERTE, con que se trató de mantener el empleo al inicio de la pandemia de Coronavirus.

Ahora lo que intentan proponer desde el ejecutivo nacional es que estos expedientes de regulación extraordinarios se prorroguen automáticamente al finalizar el tercer trimestre del año.

Al igual que restringir los de fuerza mayor a las actividades más afectadas por los efectos del virus de las vías respiratorias.

Una medida para evitar hasta 700.000 despidos

Con el desarrollo de esta importante medida laboral se conseguiría que se pudiesen acoger en torno a 700.000 trabajadores, tal y como recoge el borrador que ha presentado el Ministerio de Trabajo. En el artículo 2 del real decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo se reflejan los motivos económicos, técnicos, organizativos y de producción en las que se basan los planes de finalización de contratos laborales y también el acortamiento en las horas de trabajo no podrán ser consideradas como justificativas para el despido de los trabajadores.

El mecanismo busca mantener el empleo en las empresas más afectadas por el coronavirus ante el temor de que el paro en España se pudiese dirigir a niveles históricos de las últimas series anuales.

Válido para los contratos temporales

Mientras que otra parte, con esta medida también se intenta que los contratos temporales puedan acogerse a la prestación social.

Tanto en lo que se refiere a los periodos suspendidos como a las modalidades que han sido afectadas por la irrupción del coronavirus. En todos estos casos, de aprobarse, los trabajadores no serían despedidos hasta el último día del mes de diciembre.

En el documento diseñado por el gobierno, por otra parte, se señala que son empresas dependientes y pueden continuar con el ERTE aquellas que hayan tenido una facturación durante 2019 de al menos el 50 % en movimientos llevados a cabo de manera directa con otras empresas que se hayan incluido en este grupo.

Prestación extraordinaria para trabajadores discontinuos

Otra de las novedades que contempla esta medida laboral consiste en que los trabajadores que hayan terminado el ERTE estén en condiciones de acceder a una prestación contributiva debido a la extinción de la relación laboral ante de la fecha del 31 de diciembre del 2021. No obstante, se reducirá la duración del nuevo derecho por lo que respecta a los días en que dura esta prestación desde el 1 de octubre de este ejercicio.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!