Los diputados de la mayoría de partidos políticos han defendido las donaciones como forma de atajar los efectos provocados por la pandemia del Coronavirus. Según los diputados, la renuncia al cobro de la indemnización para hacer frente a los costes por desplazamiento y para sus gastos de alojamiento no es posible, por lo que apuestan por la idea de donar esas cantidades económicas. Después de las duras críticas recibidas por seguir cobrando estas cantidades económicas a pesar de no estar trasladados en Madrid por el confinamiento, los distintos grupos parlamentarios se han querido defender este mismo martes asegurando que han donado estas cantidades económicas a distintas organizaciones de tipo social que se han dedicado a luchar contra los efectos negativos provocados por la pandemia o para apoyar a los colectivos más perjudicados por el coronavirus.

Odón Elorza, diputado del PSOE, ha sido el único miembro del Congreso que ha rechazado estas indemnizaciones

Esta es la respuesta que han dado los portavoces de los distintos grupos en el Congreso de los Diputados cuando se les ha preguntado por la polémica después de revelarse que solo Odón Elorza, diputado del PSOE, había tomado la decisión el pasado día 2 de abril (tan solo dos semanas después de entrar en vigor el Estado de Alarma para frenar la expansión del coronavirus) de renunciar al cobro de la cuantía por indemnización que le permite hacer frente a los gastos por alojamiento y desplazamiento, en el caso de los diputados que no son residentes en Madrid, para poder hacer su actividad parlamentaria.

Con la declaración del Estado de Alarma decretada por el PSOE los desplazamientos quedaron prohibidos

Todos y cada uno de los diputados, además de la asignación por formar parte del Congreso de Diputados mensual, reciben cada mes una indemnización para hacer frente a sus gastos, cuya cuantía depende de si residen dentro o fuera de la Comunidad de Madrid.

Todo esto queda establecido por el régimen económico del propio Congreso. La renuncia a recibir dicho cobro de unas cantidades bastante altas fue una de las grandes reclamaciones que se planteó en un principio cuando se inició la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus y tras la declaración del Estado de Alarma (la actividad del Congreso quedó suspendida y los diputados que estaban fuera de Madrid no pudieron desplazarse ya que debían estar confinados en sus domicilios).

Pero, a pesar de todas las quejas, la realidad es que dicha partida no puede dejar de cobrarse, por lo que los distintos diputados de los grupos parlamentarios defienden que es mejor donarla.

La Mesa del Congreso ha donado tres millones a instancias de su presidenta, Meritxell Batet

Así, la Mesa del Congreso ha decidido donar a instancias de Meritxell Batet, presidenta de la misma, y varios grupos ya han anunciado que sus respectivos diputados harán lo mismo con el dinero que reciban por los supuestos viajes a la ciudad de Madrid cuando no han hecho estos viajes por el confinamiento. Igualmente, Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, ha confirmado que los 88 parlamentarios que forman parte de su grupo han decidido hacer una donación a un fondo único del partido que irá destinado a distintas asociaciones que están destinadas a atender a los colectivos más vulnerables.

A pesar de todo, muchas voces han criticado a los miembros del PSOE y Unidas Podemos por aceptar esta cuantías económicas en medio de la crisis por el coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!