China ha decidido investigar a la empresa que le vendió al Gobierno de España los test rápidos de Coronavirus defectuosos. Por el momento los resultados de la mencionada investigación, que sigue abierta, no se han detectado ningún tipo de irregularidades.

China ha abierto una investigación a la cuestionada empresa Shenzhen Bioeasy, que fue la responsable de vender al Gobierno de España un cargamento de test rápidos para poder detectar el COVID-19 que, según informaron las autoridades españoles, estaban defectuosos, según informaron fuentes oficiales el pasado martes a la agencia EFE.

Después de las numerosas quejas, China no va a permitir prácticas que no se ajusten a la normativa establecida

Por el momento, los resultados de la mencionada investigación, que sigue abierta, no se han encontrado irregularidades y ha recalcado que el Gobierno chino no va a tolerar ninguna práctica que no se ajuste a los criterios que se han autorizado, después de las quejas de las autoridades belgas, italianas y españolas se quejasen de estafas en el momento de adquisición de material sanitario.

Las investigaciones no han detectado ningún tipo de irregularidad, aunque siguen abiertas, según las mencionadas fuentes, que han querido recalcar que el Gobierno del país asiático no va a tolerar ningún tipo de práctica que no se ajuste a los criterios que se han establecido.

El Gobierno de España adquirió a través de un proveedor chino unos 640.000 test rápidos para poder detectar el coronavirus a la susodicha compañía, que tiene sede en la provincia de Cantón.

Los primeros 58.000 test llegaron a España la semana pasada

Salvador Illa, ministro de Sanidad, aseguró el pasado viernes que las primeras unidades de las pruebas no había pasado los importantes controles de calidad después de que varios laboratorios especializados en microbiología de grandes centros hospitalarios del país detectasen graves errores que demostraban que no funcionaban correctamente.

Igualmente, el departamento de Sanidad envió un comunicado a los medios de comunicación que el fabricante chino ha asumido los gastos de devolución de la partida y los va a reemplazar por un nuevo modelo de la prueba.

Hay que recordar que la mencionada empresa de biotecnología, “Bioeasy”, no estaba en la lista de proveedores autorizados por el Ministerio de Comercio del país, aunque Sanidad explicó que la compra a la empresa comenzó antes de que las autoridades del país enviasen listados actualizados de proveedores.

Pero, los test para detectar el coronavirus si estaba homologados por la Unión Europea con el código CE que permitía su compra y comercialización dentro de la Unión Europea.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Telecinco
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!