El Partido Socialista está de enhorabuena: Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, ha sido dada de alta, tras dar positivo en el test del COVID-19. La política había dado positivo el pasado día 25 de marzo, después de haber tenido resultados negativos en dos pruebas anteriores.

La vicepresidenta primera del Ejecutivo ha anunciado hoy martes que ha superado la enfermedad y, tras varias semanas de convalecencia, va a incorporarse al trabajo de forma presencial.

Calvo ha hecho este anuncio, a través de sus redes sociales y ha aprovechado para dar las gracias a todos los que la han acompañado y ayudado, a lo largo de estos días.

La vicepresidenta ha mandado un mensaje de apoyo y solidaridad a todas aquellas personas que lo están pasando mal. De esta manera, unido al hashtag #Estevirusloparamosunidos, la política socialista ha querido anunciar que ha logrado superar la enfermedad y ya se puede reincorporar a su puesto de trabajo.

Hay que recordar que Carmen Calvo dio positivo el pasado día 25 de marzo

Tres días después de haber obtenido este diagnóstico médico, Calvo tuvo que ser ingresada en una clínica de la ciudad de Madrid (con mucha polémica sobre la elección de la misma, ya que, era un centro hospitalario privado). El día 26 salió del centro y pudo seguir la recuperación en su propio domicilio.

Este anuncio llega un día después de que Carolina Darias, actual dirigente de Política Territorial, volviera a su puesto de trabajo, al comparecer en una rueda de prensa, después de dar positivo en un test por Coronavirus.

Igualmente, ha vuelto a realizar una rueda de prensa presencial el propio Fernando Simón, director de Emergencias y Alertas Sanitarias, que depende del Ministerio de Sanidad. Después de dar positivo en coronavirus, el experto siguió formando parte de las comparecencias, aunque las realizaba desde su casa.

Su presencia el 8-M fue duramente criticada

Carmen Calvo se ha convertido en la mano derecha de Pedro Sánchez y fue fundamental durante el pacto para la aplicación del artículo 155, sobre la disputa con Cataluña, teniendo el papel de portavoz de Partido Socialista. De mano de Sánchez volvió a la política activa (de la que se había marchado en el año 2011 para volver a su puesto de profesora de universidad).

A lo largo de toda su trayectoria, como profesora de universidad, profesional y política, ha dejado claro que es feminista y ha llegado a declarar que el machismo es otra manera de fascismo. Pero, también se ha reafirmado en varias ocasiones como amante del arte de la tauromaquia y defensora de la fiesta de la lidia.

Carmen Calvo fue muy criticada por ser una de las políticas del Gobierno que estuvo presente en la manifestación del 8-M, un evento que ha sido utilizado para criticar la gestión de la crisis del coronavirus, por parte del Gobierno liderado por Pedro Sánchez.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!