Pedro Sánchez quiso comenzar la rueda de prensa celebrada tras su reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, expresando la importancia del momento y la trascendencia de esta conversación.

"Tras una década de desencuentros en la que nadie ha ganado y todos hemos perdido", dijo el presidente. Hoy se retoma la senda del diálogo respetuoso, del diálogo dentro de la ley, entre el presidente del gobierno de España y el presidente del gobierno de la Generalitat.

Durante su comparecencia, el presidente recalcó que es el momento de avanzar, con paciencia, determinación y generosidad, con el diálogo como camino y la ley como condición.

Expresó también la voluntad del actual gobierno de cambiar radicalmente la forma en que se estaba haciendo política en los últimos años, pasando de generar crispación, a buscar el reencuentro y la resolución de los conflictos a través del acuerdo.

Recordó a todos los partidos políticos, tanto a los que forman los gobiernos como a los que están en la oposición, que esa es realmente su función y que en el contexto que nos encontramos, corresponde a los dos presidentes como representantes elegidos por la mayoría de los ciudadanos, la obligación y la responsabilidad de acometer esta tarea.

Pedro Sánchez y Quim Torra comienzan a diseñar una agenda para el reencuentro

Durante la reunión, Sánchez entregó a Torra un documento con 44 puntos como contestación a diversas solicitudes realizadas en los últimos años desde la presidencia de la Generalitat y que habían quedado sin respuesta desde que las palabras y los argumentos dejaran de escucharse.

En algunos de estos puntos se proponen soluciones y en otros posibles opciones para llegar a acuerdos, pero todos ellos, se irán añadiendo a lo que han llamado la "Agenda para el reencuentro", que según el presidente ya se está comenzando a diseñar, y en la que se incluirán todas las cuestiones pendientes de debate o solución, siguiendo las líneas establecidas de diálogo y legalidad.

Sánchez y Torra encabezarán la primera reunión de la mesa de diálogos

Pedro Sánchez terminó su comparecencia con una llamada a la calma y pidiendo paciencia, al reconocer que seguramente no será fácil, pero que también podría serlo, si nos centramos en lo realmente importante.

"Llevará tiempo y esfuerzo y justamente por eso es necesario comenzar cuanto antes, dejando de lado debates estériles que dificultan el progreso", indicó.

La mesa de diálogo entre gobiernos y la Comisión Bilateral Estado-Generalitat tendrán lugar este mes de febrero y estará encabezada por los dos presidentes. El presidente aseguró que aunque el reto es grande valdrá la pena, porque una democracia demuestra su fortaleza cuando es capaz de dialogar.

Los retos del futuro no conocen fronteras

El presidente Sánchez se comprometió, como ordena su cargo, a gobernar para todos los españoles en busca del interés general y por ello planteó algunos de los retos de futuro que "no Podemos olvidar porque tendrán un impacto en la vida de millones de personas", recalcó. Y es que las fronteras se quedan obsoletas ante los problemas actuales.

El cambio climático, que afecta gravemente a diversas zonas de España, es un problema global.

La revolución digital que avanza imparable por todo el tejido social, lo hace a nivel mundial, y dejará atrás a los países que no estén preparados.

Y por supuesto el machismo, que tampoco conoce fronteras, debe ser combatido con la lucha por la igualdad defendida como lo que es, un derecho universal. Todos estos retos y otros que sin duda aparecerán, necesitarán de una España cohesionada y con más justicia social.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!