El pasado 4 de septiembre tuvo lugar el juramento de los nuevos ministros del recién formado Gobierno de Italia, constituido después de un acuerdo entre el Partido Democrático y el Movimiento 5 Estrellas. El acto, esperado por muchos electores, representa un cambio muy importante en el país, que hasta ahora tenía en el Ejecutivo a la formación ultraderechista Liga Norte, liderada por Matteo Salvini.

A diferencia del Gobierno anterior, los nuevos ministros prometieron realizar un trabajo caracterizado por una política más tolerante y que ponga atención sobre algunos temas sociales, como la inmigración, los derechos humanos y los del colectivo LGTB.

A favor de las uniones civiles entre homosexuales

Símbolo de este cambio es la nueva ministra de Igualdad Social y de las Familias, Elena Bonetti, que desde el año 2014 es una firme defensora de las uniones civiles entre parejas del mismo sexo.

La nueva ministra dejó prueba de su pensamiento firmando ese año un documento que pedía a los representantes de la política y a los de la Iglesia católica que aceptaran y legalizaran las uniones homosexuales.

Aunque ha pasado tiempo desde entonces, las ideas de Bonetti no han cambiado respecto a este asunto. Por ello, muchos progresistas italianos tienen la esperanza de que esta legislatura sea la de la protección y defensa de los derechos de la comunidad LGTB.

Justo antes de la ceremonia de juramento del nuevo Gobierno, la ya ministra puso en sus redes sociales un mensaje dirigido a toda la ciudadanía y a los que van a colaborar con ella durante su mandato: "Considero que la política es un servicio.

Será un honor mañana jurar en el Palacio del Quirinal. Haré todo lo posible para garantizar que todos y cada uno tengan las mismas oportunidades y para hacer de las familias el pilar de la comunidad. ¡Buen camino para todos nosotros!", ha publicado Elena Bonetti.

Un currículum envidiable

Elena Bonetti tiene 43 años y está graduada en Matemáticas. Estudió en Pavía y es profesora de Análisis en la Universidad de Milán, donde se doctoró en 2002.

Además, ha colaborado con varias universidades, también en el extranjero. Cuando habla de su temporada de estudio en Milán, afirma que en esa época aprendió "que trabajar en equipo ayuda a crecer", como declaró al diario La Repubblica. Entró en política hace poco, afiliándose al Partido Democrático.

Su elección como ministra de Igualdad Social y de las Familias sorprendió a muchas personas en su formación.

De hecho, aunque Bonetti tiene un currículum envidiable, no tiene mucha experiencia en el ámbito político. Seguramente su nombramiento represente un cambio direccional muy importante en comparación con su antecesor en el cargo, el ministro Lorenzo Fontana, famoso por sus posiciones conservadoras, su catolicismo exacerbado y sus ideas retrógradas en el ámbito de la bioética.

Colocando al frente de la cartera más social del Ejecutivo a una persona instruida y de ideas abiertas, el PD pretende hacer un guiño a los electores progresistas y evidenciar que ha llegado a Italia una nueva forma de gobernar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más