El Partido Popular y Ciudadanos han logrado llegar a un acuerdo para que el candidato del Partido Popular, José Luis Martínez-Almeida, sera el próximo alcalde de la capital de España, como líder de un gobierno de coalición junto a Ciudadanos. Igualmente, Begoña Villacís se ha asegurado el puesto de vicealcaldesa.

Por otro lado, aunque estuvieron a la espera de la respuesta de VOX, esta madrugada el partido de ultraderecha ya ha confirmado que sus cuatro ediles apoyaran este gobierno de coalición para evitar que la izquierda repita al frente de la ciudad de Madrid.

En Madrid habrá un gobierno de coalición de derechas tras varios días de negociación

Estas novedades han sido comunicadas por los líderes de ambos partidos en unas declaraciones ante los medios de comunicación tras una reunión del equipo de negociación de ocho horas. Dichas negociaciones han estado encabezadas por Miguel Gutiérrez (Ciudadanos) y Andrea Levy (Partido Popular) y cuando faltaban menos de catorce horas para la investidura de la nueva Ejecutiva.

De esta manera, no habría ninguna opción de que se cerrase una Alcaldía de manera alterna entre ambos partidos que duraría dos años para cada uno y se lograría saltar el gran problema: quién sería el próximo alcalde de la ciudad.

Ciudadanos y Partido Popular han firmado un acuerdo de programa con 80 medidas

Begoña Villacís ha indicado que este acuerdo programático será la hoja de ruta de los próximos cuatro años de la ciudad y serán los ejes de la medidas que llevaran a cabo ambos partidos durante la próxima legislatura.

VOX no ha tenido a ningún representante durante la reunión negociadora. Pero, Almeida ha asegurado que la documentación sobre el acuerdo programático se facilitó a la formación de ultraderecha e indicó que el votante de centro y de derecha jamás entendería que no se lograra el cambio cuando hay un programa tan sensato encima de la mesa.

Unas horas antes de que Ciudadanos y el Partido Popular hicieran público el acuerdo para gobernar el Consistorio de Madrid, VOX había dado un ultimatúm a los miembros del Partido Popular y de Ciudadanos para que se sentasen las tres formaciones antes de que se cerrase la formación de los ayuntamientos.

Incluso, Iván Espinosa de los Monteros llegó a amenazar con facilitar la investidura de Manuela Carmena si no se lograba un acuerdo que satisficiera la voluntad de los votantes de VOX. Incluso, llegó a señalar que si Ciudadanos y el Partido Popular no llegaban a un acuerdo con ellos, el mismo lunes tras la investidura, presentarían una moción de censura para que el Ejecutivo no saliera adelante y Más Madrid podría liderar la legislatura.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más