El camino para renovar la Alcaldía de Barcelona se ha hecho mucho más fácil para Ada Colau, que este mismo viernes ha recibido todo el apoyo por parte de las bases de Bcomú (Barcelona en Comú) para llevar a cabo un pacto con el Partido Socialista de Catalunya en un acuerdo que le permitiría renovar el cargo al frente del Consistorio catalán.

Los inscritos en Bcomú tuvieron que decidir entre dos posibilidades: pactar con el PSC para hacer que Colau sea la futura alcaldesa o firmar un acuerdo con ERC que haría que su candidato, Ernest Maragall, se convierta en el alcalde de Barcelona.

Las bases, con un 71,43% de los votos, decidieron que la mejor opción sería la primera. La segunda opción logró un 28.57%.

Pero, para poder lograr el bastón de mando, Ada Colau va a necesitar los tres votos de Ciudadanos (liderados por Manuel Valls), que fueron prometidos por el ex-ministro de Francia, de manera gratuita, para evitar que la alcaldía de Barcelona dependiese de fuerzas independentistas.

Los portavoces socialistas ya han expresado que van a apoyar a Colau y ya han confirmado que van a votar, de manera favorable, a la investidura de Ada Colau el próximo sábado, que se basará en un Gobierno de coalición partidario entre ambos partidos.

Ada Colau decidió que fueran las bases del partido las que decidieran entre ERC o PSC

Para poder lograr la investidura, Ada Colau tendrá que llevar a cabo un gobierno de coalición y partidario junto a los socialistas.

De esta manera, las bases de los comunes habrían querido que al frente de la ciudad condal esté un tripartido de ideología de izquierda.

De esta manera, Ada Colau tiene mucho más fácil logrando la mayoría en el Ayuntamiento (lograría los 21 votos necesarios para ello) para poder lograr la alcaldía de Barcelona, gracias al apoyo de los diez concejales por parte del Bcomú, los ocho del Partido Socialista de Catalunya y los tres prometidos por Valls de los seis de Barcelona pel Canvi-Cs.

Según ha explicado Ada Colau, la propuesta no elegir entre gobernar con ERC o con el PSC. La idea es que las bases eligieran entre un Gobierno con Bcomú al frente de la Alcaldía o no. No son las mejores opciones que hubiera querido, pero el actual escenario no permite otra opción.

Y, reconoce que no le gustaría que su investidura dependiese de los votos de Valls; pero, la realidad es la qué es. Igualmente, ha confirmado que seguirá tendiendo su mano a los miembros de ERC y que está segura de que ha hecho todo lo posible para lograr formar un tripartido con socialistas y republicanos, a pesar de que ambos partidos rechazaron esta posibilidad desde el principio.

Colau considera que ERC ha cometido un error no haber consultado a las bases si querrían la opción de un acuerdo a tres y ha confirmado que Maragall no se ha puesto en contacto con ella para ofrecer la posibilidad de compartir el poder -dos años al frente de la Alcaldía para cada uno-, por lo que considera que el último movimiento por parte de un candidato del ERC solo ha sido un intento de dañar la consulta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más