La precampaña electoral ya ha empezado. Por ejemplo, Pablo Casado ha dejado claro que el Partido Popular no tiene nada que ver con Ciudadanos, ya que en Andalucía el partido naranja no se han encargado de la gestión de ninguna concejalía.

Casado ha despreciado la experiencia política de Ciudadanos

Estas declaraciones en las que el líder del Partido Popular ha cuestionado la experiencia de Ciudadanos han tenido lugar durante el cierre de la Convención de Economía y Empleo del Partido Popular que se ha celebrado en la ciudad de Zaragoza. Aunque Ciudadanos ya está al frente de unos 70 ayuntamientos, para Pablo Casado eso es secundario ya que todos "son de pequeño tamaño".

Para Casado, él es el mejor para hacer frente a una serie de reformas necesarias en el país gracias a la experiencia que posee el Partido Popular en este tipo de problemas. Y, en estos momentos, no se puede perder tiempo, según él, a tan solo dos meses para la elección de un nuevo Ejecutivo. Pablo Casado no duda en cuestionar la política de pactos que Ciudadanos podría poner encima de la mesa a partir del 28 de abril.

Según Casado, quien apueste por las políticas del Partido Popular y por el artículo 155 tiene que dar su voto al Partido Popular. Con el tema de la crisis en Cataluña, Casado lo tiene claro: los senadores del Partido Popular son los senadores del 155, los únicos que en su opinión están verdaderamente comprometidos con la legalidad.

Y ha recordado que gracias al Partido Popular se ha parado lo que considera "la venta de España a los partidos independentistas" que se han visto obligados a forzar un adelanto en las elecciones al próximo 28 de abril.

Pablo Casado ha echado en cara a Pedro Sánchez que el mismo día que convocó las elecciones no dijera que no iba a volver a pactar con Quim Torra o con los comunistas.

Un discurso que, según los expertos, es 100% electoral y le ha recordado a Sánchez que ha perdido el gobierno por una política basada en ceder ante los independentistas y por un sistema basado en la corrupción.

Casado ha puesto como punto principal la gestión económica realizada por el Partido Popular y las numerosas propuestas que tienen en mente para terminar con lo que consideran una verdadera pesadilla socialista.

Casado dice que el PP 'quiere devolver la libertad a los ciudadanos'

Pablo Casado ha dicho que cuando el Partido Popular llegue al poder va a acabar con la recesión que iba a sufrir España y devolviendo la libertad a los ciudadanos "de una manera que nunca había sucedido antes". Según él, los gobiernos están para incentivar y no para molestar a los ciudadanos.

Ganar en competitividad y críticas a la reforma educativa de Isabel Celaá fueron otros dos puntos que trató. Para conseguir ganar en competitividad, según el líder del Partido Popular, habría que terminar con las trabas de tipo burocrático a la hora de crear empresas, reformas en el campo energético y facilitar los pasos a las industrias interesadas en abrir sede en España.

Asegura que la reforma educativa de Isabel Celaá es volver a dirigir al fracaso escolar a una nueva generación de españoles.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!