Publicidad
Publicidad

La UCO ha acusado de manera formal al exministro de Trabajo de ser el líder de una red corrupta que habría logrado la cantidad de 10,5 millones de euros. Según el sumario del mediático “Caso Erial”, Eduardo Zaplana podría haberse beneficiado de fondos y bienes de una manera ilegal.

La noticia llega casi una semana después de que Eduardo Zaplana saliera en libertad, tras haberse bloqueado 6,3 millones de euros en cuentas en Suiza por parte de la jueza.

Eduardo Zaplana está enfermo de leucemia y fue una de las causas por las que se solicitó su libertad

La UCO (siglas de la Unidad Central Operativa), perteneciente a la Guardia Civil, ha acusado al expresident de la Generalitat de Valencia y exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, de ser presuntamente el jefe y administrador de una red corrupta que, según investigaciones realizadas por la Fiscalía Anticorrupción, podría haberse apropiado de una cantidad superior a los 10,5 millones de euros a través del cobro de comisiones ilegales.

Publicidad

Esta información ha sido revelada después de que una parte del sumario del polémico “Caso Erial” haya dejado de ser secreta por el levantamiento de sumario. La propia Guardia Civil acusa a Eduardo Zaplana de ser un administrador velado gracias a una serie de pinchazos telefónicos en los que los colaboradores de esta trama mafiosa se refieren a Zaplana como “el jefe”.

La jueza que lleva el caso considera que es evidente que este grupo de personas -refiriéndose a los investigados- tiene como líder al propio Eduardo Zaplana, que se beneficiaba del cargo que ostentaba y hacía partícipe al resto de los investigados, ya que los necesitaba para poder llevar a cabo una serie de funciones, lo que beneficiaba a todas las partes.

Publicidad

Por otro lado, los investigadores sospechan que Zaplana se habría beneficiado tanto de bienes como de fondos que poseen su origen en los pagos que determinadas sociedades mercantiles del grupo Sedesa, entre otras muchas, habrían realizado a empresas localizadas en la ciudad de Luxemburgo después de beneficiarse de las adjudicaciones, por ejemplo, de la concesión de la explotación administrativa de uno de los grupos de la ITV y de los parques de molinos eólicos que se levantaron en la Comunidad Valenciana.

El “Caso Erial” gira alrededor del cobro, presuntamente, de comisiones derivadas de determinadas concesiones que tuvieron lugar durante el período de Zaplana al frente de la propia Generalitat.

Publicidad

Zaplana ha salido en libertad tras ocho meses en prisión, aunque desde hace unos meses estaba en el hospital a causa de una leucemia

En el “Caso Erial” también se está investigando al abogado Francisco Gray; al exdirector general de la Policía y expresidente de Las Cortes valencianas, Juan Cotino; al exdirector del parque de atracciones Terra Mítica, Joaquín Barceló; a Rosa Barceló, la propia esposa de Eduardo Zaplana; y a Mitsuko Henríquez, la secretaria personal del expresidente valenciano.

Las acusaciones más importantes que caen sobre ellos son por cohecho, blanqueo de capitales, malversación de fondos públicos, tráfico de influencias, falsedad documental, delito fiscal, fraude en la contratación, prevaricación, pertenencia a un grupo de ámbito criminal y asociación ilícita para realizar actos delictivos.