El líder nacional de Podemos, Pablo Iglesias, y Teresa Rodríguez se enfrentan a una denuncia ante la Fiscalía Superior de Andalucía por un supuesto delito de odio realizado después de las elecciones que tuvieron lugar en Andalucía, donde hicieron un llamamiento en contra de la extrema derecha.

La denuncia presentada ante la Fiscalía

El periódico Ideal es quien ha lanzado la primicia de la denuncia interpuesta por Luis y Daniel Portero, los hijos del fiscal jefe del Tribunal Superior de Andalucía, Luis Portero, que fue asesinado por ETA. Los hijos de Portero consideran que los dirigentes de Podemos, al incitar al odio por motivos ideológicos, pueden estar cometiendo un delito de odio.

La denuncia ya ha sido legalmente formalizada en la Fiscalía después de las declaraciones que Iglesias y Rodríguez hicieron después de que se dieran a conocer los resultados de las elecciones, realizadas el pasado 2 de diciembre en Andalucía, y en las que hicieron un llamamiento a actuar en contra de lo que ellos consideran que es la extrema derecha.

En la denuncia se presentan las palabras dichas por los dos dirigentes donde fijan posiciones contrarias al resultado obtenido por la organización política VOX, que obtuvo doce diputados, y que ocasionaron que se presentaran manifestaciones contrarias a estos resultados.

Las protestas causadas por las declaraciones de los líderes de Podemos

La noche del 2 de diciembre, después de los resultados obtenidos por VOX en las elecciones andaluzas, se realizaron manifestaciones no solo en Andalucía, sino en diferentes regiones del país que dejaron como resultado el cierre de vías, vidrieras partidas y otros daños patrimoniales.

Las protestas y manifestaciones se originaron, según los denunciantes, por la llamada realizada por Pablo Iglesias en la que dijo que había que estar en un estado de alerta antifranquista, que fue secundada por Rodríguez ante la incapacidad de ambos de asumir el resultado obtenido por VOX y el apoyo de los 50.000 votantes que creyeron en las propuestas realizadas por la organización política.

Para los hermanos Portero, las declaraciones de los líderes de Podemos pueden ser consideradas como delito de odio, ya que incitan al mismo en contra de un partido político por motivos ideológicos y en contra de sus militantes y simpatizantes, considerando que con sus palabras crean un clima de odio y de rechazo social que puede tener funestas consecuencias.

Entre las peticiones que los denunciantes han realizado se encuentran que la Guardia Civil haga un reporte de los daños causados durante las manifestaciones y de las frases y consignas que corearon los manifestantes, solicitando también que se investigue a los organizadores y se llame a declarar a Iglesias y Rodríguez.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!