El Partido Popular ha logrado pactar con Ciudadanos y Vox (eso sí, por separado) por lo que ha cumplido su objetivo: gobernará Andalucía los próximos cuatro años. Eso sí, gracias a que Vox ha renunciado a sus ideas más radicales: derogar la ley de violencia machista y la expulsión de 57.000 migrantes.

Juanma Moreno logra ser el presidente de Andalucía

Tras semanas de negociaciones, el PP ha logrado garantizarse que Juanma Moreno sea el próximo presidente de la Junta. El mayor escollo era lograr el apoyo de Vox cuyas propuestas fueron tachadas de “despropósito” o como “inaceptables” por sus socios, Ciudadanos.

Hay que recordar que las primeras propuestas puestas encima de la mesa por Vox ofrecían puntos como: derogar la ley andaluza de violencia machista, la ley de igualdad de género o la de no discriminación del colectivo LGTBI, además de expulsar a 52.000 migrantes en situación “irregular”. Incluso, consideraban innegociable la polémica derogación de la ley de violencia machista.

Pero, finalmente, decidían flexibilizar su propuesta y ceder. El nuevo texto ofrece muchas coincidencias con el texto propuesto por Ciudadanos: 23 de las 37 medidas que fueron pactadas, tanto por el PP como por Vox, estaban en la lista de 90 propuestas pactadas por Ciudadanos y el Partido Popular. Por ejemplo, la medida que se refiere a la exclusividad laboral de los profesionales que trabajan en la Sanidad, apertura de los planes de empleo con colaboración público- privada, implantación de manera progresiva del Bachillerato internacional...

Se creará la Consejería de Familia

Javier Ortega- Smith, secretario general de Vox, defiende que la esencia del segundo Acuerdo es la misma que en el primero. Eso sí, el PP tendrá que negociar con Ciudadanos la creación de una nueva Consejería: la de Familia (que forma parte del punto 18 del acuerdo que han firmado Vox y Partido Popular).

Ciudadanos y Vox también han coincidido en medidas como la creación de empleo, la lucha contra la corrupción, reducir en un 75% las subvenciones a sindicatos y patronales, partidos políticos; eliminar las asociaciones feministas radicales, las ONGs ideológicas y las asociaciones islámicas, aunque Vox era bastante más radical.

Eso sí, Vox no ha logrado que el Día de Andalucía sea, finalmente, el 2 de enero (Día de la toma de Granada o fin de la Reconquista). Pero sí ha logrado mantener los puntos a favor de la defensa de la ley de la caza y la tauromaquia y la eliminación de la Ley de Memoria Histórica.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!