La llamada Sala del 61 del Tribunal Supremo, que está presidida por el magistrado Carlos Lesmes, desestimó las recusaciones que pesaban sobre Manuel Marchena y los otros seis magistrados que juzgarán el denominado procés catalán.

A causa de las peticiones planteadas por los líderes independentistas que se encuentran en prisión preventiva para que se aparte a los miembros del tribunal [VIDEO] que les juzgarán, esta es la segunda vez que esta sala especial del alto tribunal tiene que reunirse.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Esta sala está constituida por los presidentes de todas las salas, los magistrados más antiguos y los más nuevos de cada una de ellas.

Los independentistas pierden una baza con la negativa a la recusación de Marchena

El Alto Tribunal no aprecia que exista imparcialidad en el caso del magistrado Manuel Marchena y desestima la última tentativa de los políticos independentistas [VIDEO] que se encuentran en prisión preventiva para que este juez no sea quien les juzgue.

Dichas recusaciones fueron planteadas por Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull y Josep Rull, miembros del entonces Gobierno catalán cuando se produjeron los hechos delictivos y también por el que fue presidente de la ANC Jordi Sánchez y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Manuel Marchena se ha convertido en una figura importante en el 'procés'

Los abogados que defienden a los líderes del procés mantienen la opinión que la dimisión a la candidatura de Manuel Marchena a presidir el Consejo General del Poder Judicial y la falta de acuerdo entre el PP y el PSOE avalan la tesis que mantienen sobre la falta de imparcialidad de la justicia española.

Esta recusación se produjo a causa de un mensaje difundido por Ignacio Cosidó en un grupo de Whatsapp; este político es portavoz del Partido Popular en el Senado y de su mensaje en la red social se desprendía que defiende el nombramiento de Manuel Marchena para poder ejercer el control de las salas que son clave en el Tribunal Supremo, como la Sala de lo Penal o el tribunal que se encarga de admitir las causas en contra de los políticos aforados.

Los letrados que han presentado esta recusación piensan llegar hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El contenido íntegro de este auto de desestimación se hará público en los próximos días. Los otros magistrados a los que el Tribunal Supremo ha decidido rechazar la recusación son, además de Manuel Marchena: Andrés Martínez Arrieta, Juan Ramón Berdugo, Luciano Varela, Antonio del Moral, Ana Ferrer y Andrés Palomo.