La actitud que mantuvieron los Mossos d’Esquadra durante los actos de sabotaje que protagonizaron los denominados CDR (Comités de Defensa de la República) ha desembocado en una investigación abierta por parte de la Fiscalía Superior de Catalunya, ya que parece constatarse que su actuación fue pasiva en extremo, y no intentaron impedir el corte de esta importante vía para el transporte por carretera en Cataluña.

Durante la jornada del pasado sábado y durante unas 15 horas los piquetes de los Comités de Defensa de la República mantuvieron cortado el tráfico en la autopista AP-7 a la altura de L'Ampolla, en la provincia de Tarragona, para pedir la puesta en libertad de los políticos independentistas que se encuentran encarcelados.

Levantaron barricadas con neumáticos y trozos de vegetación y llegaron a amenazar con mantener un bloqueo indefinido, ya que se encontraron con un cuerpo policial, los Mossos d’Esquadra que en lugar de efectuar una intervención que impidiese el corte de la autopista, tan solo intentaron negociar con los piquetes, sin lograr llegar al desbloqueo de la situación. Al día siguiente los piquetes de los CDR levantaron a la altura de de Martorell las barreras de los peajes situadas en la misma AP-7, y procedieron de la misma manera en los de La Roca del Vallès y Girona.

En consecuencia la Fiscalía Superior de Catalunya ha optado por investigar los hechos, por si fuesen constitutivos de delito, en concreto Francisco Bañeres, que es su el fiscal superior advierte en un decreto que de existir la denominada "ausencia de conminación" por parte del cuerpo policial y su presunta conducta de total inactividad para restablecer el orden y asegurar los derechos de los ciudadanos.

Tal situación daría lugar a una existencia de responsabilidad por parte de los Mossos d’Esquadra.

El jefe de los Mossos d’Esquadra ha sido conminado a través del escrito del fiscal superior a presentar en un plazo máximo de 10 días un informe detallado, en que se recojan las acciones emprendidas por los efectivos policiales presentes en las protestas que culminaron con el corte de la autopista e identificar a los profesionales que estaban al mando del operativo policial, así como informar también de las órdenes emitidas y las comunicaciones que se produjeron durante los sucesos que sucedieron en plena operación retorno del puente de la Constitución.

Esta investigación viene a sumarse a todo el conflicto creado por el entramado político que genera constantemente el proceso de independencia y constitución de una República. El propio Quim Torra es sospechoso de haber pedido a los Mossos d’Esquadra que mantengan una actitud laxa frente a los CDR.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más