A un mes exacto para que se conmemore el Día de los Santos Inocentes, este miércoles algunos medios publican una noticia que tiene toda la pinta de ser una de las bromas que la prensa suele gastar a los lectores para celebrar esa jornada en el mes de diciembre. Pero según los portales digitales de medios como el diario 20 minutos o La Sexta, la información no es ninguna inocentada.

Según cuentan en la web de la cadena verde los periodistas Daniel Gómez y Manu Marlasca, la Policía de Madrid ha pedido a la persona que se suele vestir de Winnie the Pooh en la madrileña Puerta del Sol que este 28 de noviembre dejara el disfraz en casa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

El motivo: evitar molestar al presidente chino, Xi Jinping, que se encuentra de visita en nuestro país.

'Se ha quitado el disfraz y se ha tenido que ir a su casa'

Y es que desde el año pasado, el gobierno de Pekín considera una ofensa a su máximo líder la imagen del popular oso antropomorfo creado por Alan Alexander Milne.

Todo, a raíz de que la oposición del país asiático comenzara a utilizarlo en las redes sociales [VIDEO] para burlarse del presidente debido a su parecido.

Por ello, y dado que la comitiva de Jinping iba a cruzar este miércoles la concurrida plaza de la capital, las fuerzas de seguridad españolas han querido impedir que el mandatario oriental se encontrara con su 'doble' en la Puerta del Sol, evitando así un hipotético conflicto diplomático.

Xi Jinping ha pasado por el céntrico enclave al dirigirse al edificio de la Casa de la Villa.

Allí, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, le ha hecho entrega de las llaves de la ciudad como distinción honorífica. Anteriormente, y de acuerdo a la información difundida por La Sexta, varios agentes de la brigada provincial de información de la Policía [VIDEO] se presentaron en Sol para advertirle al hombre que habitualmente se disfraza de Winnie the Pooh que se abstuviera de ponerse el traje de oso durante unas horas con el fin de no molestar al presidente chino.

Sus compañeros han asegurado a 20 minutos que uno de los policías se ha dirigido al trabajador y le ha pedido que se deshiciera de la indumentaria porque era "ofensiva". "Se ha quitado el disfraz y se ha tenido que ir a su casa", han dicho al diario.

China censuró al osito por las comparaciones con el presidente

El personaje también llamado Winnie Pooh en las traducciones de Disney fue censurado en China en 2017 debido a las numerosos chistes, memes y burlas que empezaron a correr por Internet desde que en marzo del año 2013 Jinping se convirtiera en presidente de la República Popular.

Sus detractores destacaban el parecido entre el dirigente comunista y el tierno personaje animado. En el país asiático están prohibidas sus películas y las fotografías o carteles con su imagen.