Los negocios y bienes secretos de Juan Carlos I han dado un nuevo e inesperado giro, El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha exigido investigar las presuntas cuentas que tendría el rey emérito en Suiza, tras haber salido a la luz en las conversaciones grabadas de su amiga, la aristócrata danesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Los técnicos de Hacienda han hecho esta petición como consecuencia del cierre de la vía judicial por parte de la Fiscalía. Reclaman que los órganos tributarios pueden actuar y emprender acciones administrativas en este momento para esclarecer cuál es la situación real del anterior Rey de España.

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda ha hecho esta solicitud en contra de la opinión que vienen manteniendo buena parte de las facciones políticas, como por ejemplo el Partido Popular, el Partido Socialista Obrero Español y Ciudadanos. Solo Podemos se ha mostrado favorable a que el rey Juan Carlos sea investigado por estos hechos, que comenzaron a salir a la luz pública antes del verano, al considerarlos como “muy graves”.

Cuentas en Suiza a nombre de Álvaro de Orleans

La demanda del Gestha para que se abra una investigación sobre las cuentas reales del rey emérito en Suiza llega después de que el juez Diego de Egea considerase el sobreseimiento provisional de cualquier clase de acciones judiciales sobre este delicado tema que afecta a la Casa Real de España.

En este sentido, cabe recordar que Corinna zu Sayn-Wittgenstein comenta de forma muy clara en las mencionadas grabaciones que su amigo, el padre de Felipe VI, tiene varias cuentas en el país helvético a nombre de uno de sus familiares más directos, su primo Álvaro de Orleans.

Se trata de un asunto que ha llegado a alarmar a buena parte de la sociedad española por la especial gravedad de los presuntos hechos que se exponen en las grabaciones que fueron emitidas por los portales digitales El Español y Ok Diario, sin ninguna clase de repercusiones políticas hasta el momento.

Los técnicos de Hacienda pueden investigar el caso

Después del nuevo posicionamiento por parte del sindicato de técnicos de Hacienda, desde Infolibre advierten que podrían iniciar su propia investigación sobre el caso de las presuntas cuentas suizas reales. Han llegado hasta el punto de afirmar que si se puede acreditar que el titular de esas cuentas es el propio Juan Carlos I, también se le podría perseguir desde el punto de vista judicial.

No en vano, consideran que el presunto delito fiscal atribuible al rey emérito podría prescribir a los 10 años y no a los cinco, como indican los medios de comunicación. De esta forma, el Borbón podría afrontar responsabilidades fiscales.

Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!