Mientras en Argentina se realiza el cuarto paro general de la CGT al gobierno de Cambiemos y con la renuncia del titular del Banco Central, Luis Caputo, como algo que algunos funcionarios consideraron de "pésimo timing", por la crisis económica que vive el país, el presidente de la nación argentina, Mauricio Macri expuso en la 73ª Asamblea General de las Naciones Unidas.

En discurso de Macri evitó tocar temas económicos y por supuesto no se refirió al acuerdo con el FMI, que estaría en vías de concretarse. Pero sí se enfocó en cuestiones importantes, aunque habituales en la ONU para la Argentina, como el pedido de justicia por los atentados a la AMIA y la Embajada de Israel y ratificar la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas.

También afirmó que Argentina llevará la crisis de la "dictadura venezolana" ante la justicia internacional.

"Quiero compartirles nuestra visión sobre la etapa que estamos compartiendo los argentinos. Nuestro país atraviesa un período de cambios profundos, con la convicción de hacer los esfuerzos que sean necesarios. Quiero agradecerle a cada argentino por eso", resaltó Macri en primer lugar.

A eso agregó: "Sabíamos que nos sería fácil, porque estamos cambiando sin tomar atajos. Estamos construyendo consensos para un desarrollo equitativo y sostenible".

"Desde que asumí como presidente apostamos como una inserción inteligente al mundo. Somos una zona de paz, con poblaciones jóvenes, llenas de talento y vitalidad.

Queremos integrarnos al mundo", añadió el líder de Cambiemos.

Venezuela

"Quiero detenerme para expresar nuestra preocupación por la situación de los derechos humanos en Venezuela. La Argentina llevará a la Corte Penal Internacional la situación relativa a los crímenes de lesa humanidad en la dictadura venezolana", sostuvo Macri sobre la difícil situación que atraviesa el régimen de Nicolás Maduro a nivel político, económico y social.

A eso agregó: "Hago un llamado a Venezuela, para que reconozca la crisis humanitaria y así pueda abrir el camino a la ayuda internacional. Argentina ya recibió 130 mil venezolanos".

Terrorismo y un pedido a Irán por la AMIA

"La Argentina condena el terrorismo. Lo sufrimos dos veces en 1992 y 1994, con dos gravísimos atentados (Embajada de Israel y Asociación Mutual Israelita Argentina -AMIA-), que se cobraron la vida de 107 personas y cientos de heridos.

Nuestro país no cesará en su objetivo, que es que todas las personas involucradas en los ataques se presenten en tribunales argentinos y sean eventualmente condenados", dijo.

En ese sentido, aseguró: "Considerando que el año próximo se cumplirán 25 años del atentado a la AMIA, quiero pedirle a la república islámica de Irán que coopere con las autoridades judiciales argentinas. Pedimos a los países amigos que eviten dar refugio a cualquiera de los imputados".

"También quiero recordar a los cinco argentinos que fueron asesinados en esta ciudad el 31 de octubre de 2017", añadió.

Islas Malvinas

"La Argentina mantiene una versión estratégica sobre el Atlántico sur, donde buscamos desarrollar pacíficamente una política activa en materia de recursos, ambiente, ciencia, que incluye a la cuestión Malvinas", sostuvo el presidente argentino.

Seguido a eso, enfatizó: "Frente a esta asamblea quiero reafirmar una vez más los legítimos derechos de la Argentina sobre las Islas Malvinas y el compromiso de mi gobierno en esta nueva fase de relación con el gobierno británico, de confianza mútua y el diálogo amplio y positivo".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!