El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, acosó fuertemente en una entrevista a la Televisión autonómica catalana TV3. Su acusación se enfocó en manifestar que TV3 es un medio que sirve para manipular y mentir sobre la información. Rivera fue entrevistado en Els Matins después de haber pasado bastante tiempo sin estar presente en la televisión pública de Cataluña.

La presentadora del espacio matinal de la televisión catalana, Lídia Heredia, le preguntó a Rivera [VIDEO]sí no había puesto en la mira en aquellos trabajadores de la cadena por acusarle de mentiroso. En realidad, el problema entre ambos, comenzó cuando la periodista quiso indagar sobre la persona que fue agredida en la concentración convocada el pasado 29 de agosto .

En la citada concentración, un cámara de TeleMadrid fue agredido después que un grupo de personas creyeran que era un periodista de TV3. La periodista invitó al líder de Ciudadanos para que encontrará una relación entre sus acusaciones y la agresión ocurrida en esta manifestación.

Propaganda separatista

Rivera, ante las fuertes acusaciones de la periodista, no se quedó callado y reafirmó sus opiniones diciendo que el medio televisivo es una propaganda separatista. Al mismo tiempo, le dijo a la periodista que no tiempo si decidiera enumerar todas las mentiras que la cadena ha dicho en público. La discusión subió de tono y ambos quisieron dejar muy claro su posición. La periodista preguntó sorprendida "¿Me dice que aquí hago propaganda?", a lo que Rivera le respondió de manera firme: "Sí, cada día".

En esta línea, el líder de Ciudadanos dijo que TV3 [VIDEO]no sólo la paga QuimTorra, aclarando que son todos los que pagan la cadena TV3, y que, por lo tanto, su deseo es que este medio vuelva a ser de todos los catalanes. El líder siguió acusando a la cadena porque para él se hace propaganda del independentismo. Recordó, además, que en una oportunidad fue rechazada una líder de oposición por su origen andaluz.

Propuesta

Para el líder de Ciudadanos lo mejor sería que TV3 hiciera una transformación de su línea editorial porque, de esta forma, la televisión autonómica catalana podría exponer algunos temas que son realmente de importancia para el Estado.

En este sentido, explicó que, por ejemplo, a él no se le había preguntado acerca del golpe de Estado que ocurrió en el mes de septiembre del año pasado, cuando el Parlament decidió establecer la interrupción con el Estado español. El partido ha estado de acuerdo en que la solución sería intervenir TV3 a través del artículo 155 para asegurar que se emitan informaciones verdaderas e imparciales.