Carles Puigdemont presentó en Bélgica la demanda civil donde se reproducen textualmente las afirmaciones ante los medios que Pablo Llarena, el juez del Tribunal Supremo, realizó luego de un acto privado en Oviedo. En la demanda, Puigdemont se afinca en el peso de las palabras del togado Llarena, el cual lo acusa de los daños permitidos a su honor y reputación. La petición de Puigdemont fue presentada ante el Juzgado de Primera instancia de Bruselas en francés. No obstante, es acompañada por una dudosa traducción en castellano que puede traer problemas.

Debido a una reciente comparación de ambos escritos en sus dos versiones, castellano y francés, confirma que se ha incluido en una variante en francés un leve cambio en las palabras pertenecientes al magistrado Llarena.

Este cambio altera por completo el sentido de la frase pronunciada por Llarena aquella vez ante la prensa, tras intervenir en una de las conferencias ofrecidas en Oviedo durante el mes de Febrero de este mismo año.

El texto reemplaza en la traducción, una variante por una afirmación

El magistrado Llarena se pronunció con un contundente ‘Si es que ha sido así’ durante su anterior charla sobre la comisión de delitos. Sin embargo, en el texto fue traducida como ‘si, así ha sucedido’. Debido al error en el texto, el magistrado señala a la presunta inocencia de Puigdemont, Junqueras y a la del resto de acusados por revuelta y motín.

Aun así, en la traducción francesa del texto las palabras de Llarena insinúan que les declara totalmente culpables de los supuestos comportamientos problemáticos de los cuales se les acusa.

El texto en francés donde se encuentran las frases acusatorias será leído en el tribunal belga el próximo 4 de septiembre debido al párrafo donde se hace alusión al caso de rebeldía de los acusados y una llamada de investigación a los mismos. Llarena fue citado al tribunal para el mismo día del próximo mes.

Declaraciones del abogado de Puigdemont en Bélgica

Gonzalo Boye, abogado del ex presidente de la Generalidad de Cataluña, afirmó por sus redes sociales que la reciente traducción errónea, será usada en contra de su cliente en alguno de los argumentos. Puigdemont, por otra parte, habló sobre la nueva controversia luego de una reunión con el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Parece ser que la crisis gubernamental presentada desde agosto de este año no se le ve ningún arreglo por los momentos. En los próximos tres días, la figura de Puigdemont se ha desviado de la oposición de Justicia justa tras defender a Llarena por las últimas declaraciones de la incorrecta traducción. Dolores Delgado, la ministra de Justicia, trató de resolver este lunes el revuelo que ha incitado la ira de fiscales y jueces de varias alianzas, a excepción de JPD, que asegura que defenderá a Llarena hasta el final.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!