Pedro Sánchez ha comparecido este viernes desde la Moncloa en rueda de prensa para hacer balance de los dos primeros meses al frente del ejecutivo socialista. Es una tradición establecida desde Zapatero que el presidente español se despida respondiendo a las preguntas de los periodistas antes de irse de vacaciones.

Sánchez ha asegurado que "los españoles se sienten reconocidos en su gobierno" porque España es "mayoritariamente" progresista, y que aplauden "una nueva época de cambio". Ha dejado claro que tiene "una hoja de ruta clara y definido hasta el final de la legislatura" con "ánimo de consenso y de diálogo" y ha descartado de momento la convocatoria de elecciones anticipadas.

"La debilidad que más me preocupa es la del Estado del bienestar", ha dicho.

Un presidente esperanzado

El presidente español no ha hablado extensamente de Cataluña durante su introducción de balance inicial, pero sí que se ha presentado como garante de la "cohesión territorial" y ha presumido de haber reunido hasta 18 sectoriales, todo un "récord" en sólo dos meses. Sobre la Comisión Bilateral, se mostró esperanzado sobre los "trabajos que empiezan" y espera que "den frutos" antes de finales de año.

"Tenemos los instrumentos para articular consensos y la firme voluntad de dialogar para mejorar la cohesión territorial", ha señalado. Como prueba de "buena voluntad", ha anunciado un nuevo acuerdo para "dar un nuevo impulso" al eje mediterráneo.

Paciencia, es la respuesta impactante del presidente Sánchez

Ya en el turno de preguntas, ha pedido "paciencia" al presidente del PP, Pablo Casado, y ha defendido la nueva operación diálogo del Gobierno porque "no quiere abrir ninguna nueva vía judicial más".

"Lo más importante y el objetivo a corto plazo es normalizar las relaciones de las instituciones en beneficio de todos", afirmó, asegurando que los límites siempre son la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

Por eso ha insistido en que hay "pedagogía y generosidad" porque se necesitan años para resolver un conflicto de casi 10 años. "Los que no quieren el diálogo, ¿qué forma de hacer política quieren?", le ha preguntado en este sentido al líder del PP tras la reunión de ayer.

También ha pedido "paciencia" a los medios de comunicación en esta materia y ha "agradecido" a Casado que ponga a disposición la mayoría absoluta del PP en el Senado para aplicar un artículo 155 reforzado.

En este sentido, sin embargo, le ha pedido "lealtad" para aceptar la operación diálogo 'para que "los que tienen convicciones firmes son los que siempre quieren dialogar", porque saben cuáles son los "límites".

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!