Pablo Casado, presidente del Partido Popular, ha indicado este martes a través de su cuenta de Twitter que investigará el supuesto atentado terrorista. Tras los ataques, Casado solicitará la convocatoria del pacto antiyihadista, para así poder analizar en profundidad las causas, las consecuencias y al atacante.

“Al·lahu-àkbar” gritó el hombre de origen argelino que entró alrededor de las 6:00 de la mañana, armado con un cuchillo a la comisaría de los Mossos ubicada en la calle Travessera de Cornellá de Llobregat. Tras el hecho, el ciudadano Abdelouahab Taib de casi 30 años resultó muerto por los funcionarios policiales.

El jefe de la comisaría informó en una rueda de prensa realizada después de que se reuniera el Gabinete de Coordinación Antiterrorista, que los investigadores de los Mossos no encontraron armas ni explosivos en la casa del supuesto terrorista. Aunque el jefe de la comisaría señaló durante la rueda de prensa que solamente encontraron el DNI que señala que nació en Argelia en 1989 y residía en el barrio de Sant Ildefons de Cornellà de Llobregat.

El PP pedirá el Plan Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta

El Partido Popular a través de su presidente pedirá que se impulse el Plan Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta aprobado en la pasada legislatura, ya que el mismo abre las posibilidades de investigar a profundidad cualquier acción terrorista.

Casado aseguró que ningún acto por más aislado que parezca debe ser pasado por alto.

Esta petición de Pablo Casado apoya el movimiento de Teodoro García Egea, el segundo al mando en el PP, quien insta al gobierno español a desarrollar una política antiterrorista de unión y consenso entre todos los partidos.

Asimismo les daría la solidez necesaria a los agentes del orden a actuar con la celeridad del caso y aplicar las leyes con el rigor necesario.

La familia del atacante podría denunciar a la policía

David Martínez, quien es el abogado de la familia, sostiene que se debe descartar que la agresión sea un acto terrorista, ya que en la casa del atacante no encontraron ningún tipo de armas de fuego, ninguna clase de explosivos ni nota alguna que explicara la acción que iba a realizar, ni tampoco responsabilizando a ningún movimiento político o religioso.

El atacante firmó la semana pasada los papeles del divorcio de su ex esposa Luciana, pues ella descubrió que el atacante era homosexual, condición que no es tolerada por la comunidad musulmana. Razón por la que el hombre, temeroso de ser apartado definitivamente de la comunidad, había expresado varias veces su deseo de quitarse la vida.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!