El Tribunal Superior del Estado alemán de Schleswig-Holstein ha decidido declarar procedente la extradición del expresidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont, solamente por malversación de fondos. De esta manera se desestimó el delito de rebelión del cual también había sido acusado por la justicia española en una euroorden emitida en marzo por el Tribunal Supremo de España.

La extradición se ejecutaría después de que la Fiscalía de Schleswig-Holstein la apruebe, lo cual puede ser en cualquier plazo de tiempo, porque la decisión del tribunal no estableció plazos. La causa Independentista considera la decisión alemana como una victoria y celebra que las “mentiras” del Gobierno español estén siendo desmontadas.

La decisión del tribunal

En la audiencia, se consideró inadmisible efectuar la entrega del expresident a la justicia española por rebelión debido a que no hubo hechos violentos que tuvieran suficiente magnitud como para considerarlos alta traición, que es el delito equivalente en Alemania. Además, el tribunal alemán declaró que los actos de violencia que ocurrieron el primero de octubre del año pasado no fueron ocasionados ni liderados por Puigdemont y que lo único que él hizo fue convocar al referéndum que tuvo lugar ese día.

No obstante, su negativa a realizar la extradición por rebelión, la corte alemana admitió la extradición de Puigdemont bajo el delito de malversación de fondos. La razón de esta decisión es la presunta responsabilidad de Puigdemont en el uso de dinero público para el financiamiento del referéndum sobre la causa independentista catalana del 11-O.

Después de la extradición, Puigdemont debería ser llevado a juicio en España para comprobar su culpabilidad en el delito de malversación y no podrían levantársele los cargos de rebelión, ni de perturbación del orden público. De ser declarado culpable, la pena máxima que podría recibir sería de doce años según la ley española, una condena considerablemente menor a la que recibiría de ser juzgado por rebelión.

Reacción en España

El Tribunal Supremo de España rechazó el fallo de la corte y dice que no aceptará la extradición del expresident solamente por malversación. Al parecer, entre las opciones que el magistrado Pablo Llarena está contemplando para lograr enjuiciar a Puigdemont por rebelión se encuentran la de llevar el caso a Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo para resolver la situación a través de ese ente y la de simplemente retirar la euroorden de captura contra el individuo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!