Pedro Sánchez, presidente del gobierno español, ha mostrado que España tiene la disposición para ser participe de las misiones antiterroristas, así lo expresó en la intervención que tuvo en la OTAN por vez primera. Aunque España es uno de los países aliados que menos ha invertido en defensa, su exposición en la cumbre fue clara.

Capacitación militar

En el encuentro que reunió a los líderes aliados, Sánchez hizo el anuncio de que España encabeza la nueva misión aprobada por la OTAN para capacitar a Túnez. Su asesorías abarcará campos como el la desactivación de explosivos, la ciberdefensa y manejo de recursos.

Sin embargo, la asistencia en primeras instancias se enfocará en la preparación militares tunecinos en operaciones especiales de combate contra el terrorismo. Según explican informantes militares, la participación del país español se verá limitada a solo tres oficiales en un principio, debido a que se trata de una misión un tanto incipiente.

Cooperación con la ONU

El presidente del gobierno español puso a la orden las capacidades anfibias, de la base naval de Rota, en Cádiz, para activar una posible evacuación en Libia de 30 personas perteneciente a la ONU. Antonio Guterrez, secretario general de las Organización de las Naciones Unidas, se manifestó ante la OTAN para solicitar apoyo en caso de que se amerite dicha evacuación.

Informan las fuentes que, hasta el momento, la petición no obtuvo respuesta, no se ha considerado con urgencia, pero si es necesario estar preparados para una rápida respuesta en caso de que la seguridad se vea amenazada.

Incluyendo la operación que promete ofrecer asistencia a Jordania también, ambas misiones serán coordinadas desde Italia, en el Eje Regional del Sur, ubicado en Nápoles, cuya capacidad operativa se puso en manifiesto en la celebración de esta cumbre.

Esta instalación guarda el objetivo de acrecentar la percepción y el conocimiento de los desafíos de la seguridad, promover la gestión, intercambio y recolecta de información, y organizar las tareas de la OTAN en una zona que enmarca el Norte del continente africano y el Oriente Próximo. Un general italiano será quien estará al mando, mientras que España aportando la misma cantidad de militares que Italia, aspira un lugar que represente su peso.

Pedro Sánchez, quien extendió sus felicitaciones a la OTAN por empezar a dedicarse a su costado sur, expresó que entiende las solicitudes de Donald Trump para que los países aliados efectúen inversiones en defensa. Aun así ha enfatizado que se deben considerar otros aspectos, como lo son la cooperación en misiones y la inversión en capacidades militares.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!