La Comunidad de Madrid está siendo escenario de una nueva redada policial y judicial en contra de la corrupción. Bajo el nombre de Operación Enredadera se está desarrollando una importante actuación contra la apropiación de dinero público y que de momento está afectando a un total de 19 municipios de esta comunidad autónoma y en donde se han producido al menos 39 detenidos.

Una de las características más relevantes de esta nueva trama de corrupción es que es transversal. A diferencia de otras, están implicados casi todos los partidos políticos del arco parlamentario español. Es decir, el Partido Popular, Partido Socialista Obrero y como novedad aparece por primera vez Ciudadanos.

La corrupción afecta a un número muy importante de localidades madrileñas, como por ejemplo los importantes ayuntamientos de Alcobendas, Arroyomolinos, Fuenlabrada, Majadahonda, Parla, Pinto, Villanueva de la Cañada y Torrelodones.

Ramificaciones en otros puntos de España

De todas formas, la Operación Enredadera no está cerrada y se espera en los próximos días puedan efectuarse nuevas detenciones entre los dirigentes de estas formaciones políticas, en donde está participando un número muy relevante de agentes integrantes de los cuerpos de UDEF, que consideran que es una de las tramas más corruptas que se ha generado en nuestro país en los últimos años.

Hasta el punto de que las detenciones no se han limitado tan solo en la Comunidad de Madrid, sino en otras regiones de España en donde habría unas ramificaciones muy preocupantes en donde las fuerzas y cuerpos de seguridad apuntan a que puede haber novedades muy importante para el esclarecimiento de esta trata de corrupción.

Corrupción en los jefes de las policías locales

Otra de las características de esta operación es que están afectados y detenidos algunos de los jefes y oficiales de la policía local de las localidades involucradas. Como en los casos de Fuenlabrada y Alcobendas.

Aunque uno de los nombres más conocidos que están inmersos en esta redada contra la corrupción es el del empresario leonés José Luis Ulibarri, que es uno de los investigados dentro de la trama del Caso Gürtel, con vínculos muy notables con algunos de los medios de comunicación que se desarrollan en la Comunidad de Castilla y León, es decir, intereses muy directos en los periódicos de Segovia, Ávila y León, para tratar de ocultar algunos de los casos de corrupción en los que están vinculados sus diversos negocios.

Por otra parte, dentro de la Operación Enredadera también se ha recabado buena parte de la información que se refiere a los contratos de algunas empresas que están directamente ligadas a esta trama de corrupción en lo que puede constituirse en un nuevo escándalo en la vida pública española.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!