Este marte en la Comisión de Igualdad del Congreso, la ministra de Igualdad y vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, se presento con una propuesta para reformar el Código Penal y también la Ley de Enjuiciamiento Criminal. La finalidad de ello responde a garantizar la interpretación de los jueces no ponga en riesgo los tipos penales. El lema solicitado por Calvo sugiere que, “si una Mujer no dice si” claramente, todo lo demás ocurrirá sin su consentimiento.

Calvo sostiene que otros países de Europa han implementado modificaciones como esta, Alemania y Suecia son parte de ello. Según la vicepresidenta, considera necesario la mejoría de las leyes para el enjuiciamiento criminal.

La propuesta abarca la inclusión de juristas feministas objetivas para lograr una revisión justa.

Consecuencias del caso “La Manada”

En sus argumentos defiende que las féminas, como ciudadanas, también poseen la potestad dentro de un país democrático para opinar y aportar reformas favorables para la preservación de sus derechos, requerimientos y seguridad. En este mismo sentido, expresó que no se puede pasar por otra situación donde, por medio de la apreciación, se tergiverse lo que significa un grave delito en contra de las mujeres.

Además, ha comunicado que el Gobierno está estudiando la forma de presentarse durante la defensa, a favor de las mujeres agraviadas. Ha estado motivado por las duras circunstancias que estas victimas afrontan desde el momento de los acontecimientos hasta que puedan imponer una justa sentencia, la cual debe reivindicar los derechos que se les ha violentado.

La vicepresidenta ha destacado la promesa de mejorar en ese ámbito. Considera que las realidades han dejado en evidencia que queda mucho por progresar para garantizar el bienestar de las mujeres que, en un momento desdichado, se han transformado en víctimas. En este mismo orden, la ministra ha anunciado que, a partir de ahora en la contabilización de los altercados de Violencia de género no solo van a computar los casos mortales.

De esta forma plantea la muestra de cifras generales que revelen la gravedad del asunto.

Implementación de nuevas herramientas

Sin definir grandes detalles, Carmen Calvo explicó el abordaje que el Gobierno sostiene referente a la igualdad. A niveles educativos se está llevando el desarrollo de una nueva asignatura que propone alentar valores desde tempranas edades en los planteles educativos, para cambiar la sociedad actual donde prevalece la desigualdad de género.

Para las leyes de trabajo también existe la propuesta de cambios que generen equidad salarial y laboral. También plantea reanalizar los horarios y la creación de un instrumento que permita afrontar el desplome de la natalidad entre otras cosas. A su vez, comunicó la petición solicitada a la RAE para presentar una adecuación a una jerga femenina para la Constitución.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!