El Gobierno de España continua su accionar tras haber decidió exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos. El Gobierno de Sánchez ya ha iniciado las conversaciones al respecto con los familiares del dictador así como con la Iglesia, con el objeto de trasladar los restos lo más rápido posible, tal como fue anunciado durante una entrevista televisa el día 28 de junio por Carmen Calvo, vicepresidenta de España.

Las vías jurídicas

Aun no se ha decido el accionar jurídico para ejecutar a la exhumación de los restos, no obstante, desde el seno del partido socialista, los voceros afirman que no hace falta una orden judicial para llevarla a cabo.

Cabe destacar que la familia de Franco se opone a la exhumación y al traslado de los restos, y al estar cerrada la vía de la autorización familiar, cobra una crucial importancia el hecho de contar con una orden judicial para proceder a la exhumación.

Existe una Ley de Memoria Histórica que constituye la vía jurídica para ejecutar la exhumación. Para ello, el Gobierno estaría facultado para emitir una orden ministerial que permita exhumar los restos del dictador del Valle de los Caídos, dando cumplimiento a dicha ley. Sin embargo, los socialistas insisten en que aun se están evaluando las posibles fórmulas legales para ejecutar la medida.

Requiere celeridad

Aunque no se dio una fecha definitiva, la vicepresidente Calvo aseveró que espera que la exhumación se lleve a cabo cuanto antes, ya que considera que la democracia se ha tardado en dejar de tener en un lugar de honor a un dictador como lo fue Franco.

Por lo cual ratificó su interés de hacerlo con la mayor celeridad posible, evitando darle “vueltas” al asunto y hacerlo de una manera impecable.

Aseguró que la Iglesia no pondrá ninguna objeción ante la salida de los restos de Franco de la basílica, tal como lo informara el sacerdote José Maria Gil, secretario general de la Conferencia Episcopal Española.

El sacerdote recordó que la decisión no nace, ni es competencia de la Iglesia, sino es que una decisión del ámbito político, por tanto es el Gobierno español quien debe decidir al respecto.

La opinión de la iglesia

Señaló además, el sacerdote Gil, que el cardenal Ricardo Blázquez , previamente se había pronunciado en varias oportunidades en relación al papel de la Iglesia en dicho monumento, aseverando que la función de los eclesiásticos es orar y pedir por el descanso eterno de los difuntos.

Además refirió que la cruz que se erige en el Valle de los Caídos es un símbolo de perdón y de paz y que no una cruz selectiva.

En el mes de abril del año en curso el cardenal Blázquez, fungió como mediador ante la oposición del prior a la exhumación de los restos fúnebres de dos víctimas reclamados por sus familias. En ese conflicto, el cardenal señaló que la Iglesia en ningún momento puede negarse a un mandato de la autoridad legítima.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!