El Congreso del Partido Popular, que se celebrará el próximo mes para elegir al futuro presidente de esta formación política, ha sorprendido a la mayoría de los afiliados de este partido que tienen sus cuotas sin pagar y, por tanto, no podrán votar en esta importante elección.

De hecho, solo 6% de los militantes están al corriente de pago y, según fuentes del PP, hay más de 800.0000 militantes en toda España. Por tanto, la mayoría de sus bases no tendrá opción a decidir quién será el presidente o la presidenta de esta partido político.

Los responsables del PP, según han confirmado en MTV de La Sexta, la escasa participación es "algo normal" en estos procesos participativos.

De hecho, señalan que "ya sucedió algo similar en las primarias para elegir líderes autonómicos". En este sentido, Fernando Martínez Maíllo, Coordinador general del PP, ha subrayado que "son los que participan habitualmente" y que no se esperaba una cifra "distinta entre el 6% y el 8%". Martínez Maillo, asimismo, señala que, a pesar de estos datos, no habrá un cambio en el procedimiento.

Criterios diferentes

En este sentido, los precandidatos tienen criterios diferentes respecto a este tema. Así, García Hernández estima que los datos de participación "son ridículos". Por ello, ha pedido que no "haya requisito previo a la hora de ir a votar y que todas las personas que estén al corriente de pago" puedan votar.

García Margallo, en unas declaraciones a RNE, se posiciona en la línea de Hernández al señalar que el hubiera esperado una participación "de un 70% o de un 80%". A su juicio, el hecho que las cifras sean bajas demuestra que los militantes "están hartos".

Pablo Casado sostiene que habría que plantearse y así se consultará al Comité Organizador "que quien regularice el pago de aquí al día 5 de julio que pueda votar".

En esta línea, Casado ha señalado que cree que el Partido Popular es "el partido más grande de Europa y de España". Y por tanto, se tiene que "tener en cuenta que esa grandeza reside en los afiliados".

Sin cambios

Cospedal y Sáenz de Santamaría no son partidarias de cambiar las normabas que están fijadas en los estatutos del Partido Popular.

Dolors Montserrat, la portavoz de su precandidatura de Cospedal, ha señalado que las "normas están para cumplirlas". "Yo quiero bien claro que a mitad del partido no se pueden cambiar las normas".

Por su parte , Soraya Sáenz de Santamaría ha evitado entrar en este tema. Sáenz de Santamaría dice que hay que "ampliar la base del partido". Para ello, ha propuesto establecer "cuotas equitativas", es decir, los desempleados o los pensionistas, que paguen una "cuota simbólica" pero "yo voy a estar siempre a lo que decida la comisión organizadora del congreso".

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!