El nuevo presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, no lleva más de dos días en su nuevo cargo político y ya tiene sobre sus hombros un nuevo y grave escándalo de corrupción que puede acabar con sus aspiraciones. Hasta el punto de sus aliados de Ciudadanos puedan retirarle la confianza para que siga con su tarea de presidir el gobierno regional durante un año y hasta que se celebren elecciones autonómicas en el 2019.

El motivo de este nuevo escándalo que afecta al Partido Popular de Madrid tiene que ver con la ocultación de una información relativa a un préstamo hipotecario que solicitó cuando era diputado de la Asamblea de Madrid.

En donde no llegó a informar ni de la fecha de concesión, ni del importe demandado, no tampoco sobre la entidad financiera que se lo concedió. Tal y como ha quedado regulado por el acuerdo de buenas prácticas que se aprobó en esta comunidad autónoma por todos los grupos parlamentarios.

Garrido ocultó información a la Asamblea de Madrid

Se trata de un hecho muy grave y de que se ha tenido constancia una vez que ha accedido a la sucesión de su predecesora en el cargo, Cristina Cifuentes. Derivado del hecho de que dejó en blanco los aspectos más relevantes de su hipoteca, como por ejemplo la casilla de la fecha de concesión o la cantidad prestada. Después de que a finales de 2015 en su declaración de bienes y rentas de Diputados de la Asamblea de Madrid quedase registrado que tenía una deuda por un valor total de 237.458 euros.

Modificó su declaración el pasado año

Estos hechos se agravaron el pasado año, cuando Ángel Garrido decidió cambiar la declaración de bienes y rentas. Pero este vez con un agravante que le puede costar muy cara a partir de estos momentos y es que ya era miembro del gobierno regional de la Comunidad de Madrid.

En este nuevo escenario para él decidió incrementar el saldo pendiente de su hipoteca hasta los 348.000 euros. Una actuación realmente muy extraña y que no se ha conocido hasta ahora.

Hasta el punto de que puedan aparecer nuevas informaciones sobre este nuevo caso de corrupción que acechan a los populares madrileños.

Porque de nuevo no se refirió a la entidad financiera con la que había contratado su crédito hipotecario.

Un factor que ha levantado las sospechas de los medios de comunicación, pero también de los diferentes grupos de la oposición (Podemos Unidos, PSOE y hasta el mismo Ciudadanos). Que podrían denunciar estos hechos en los próximos días y en función de las explicaciones que ofrezca el propio presidente de la Comunidad de Madrid.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!