José María González (Peridis), afirma que el humor tiene que tener líneas rojas "por la cuenta que le trae". El humorista gráfico recuerda que cada empresa periodística "tiene un cubo del que no es fácil salirs"; así alude a la frase de Marshall McLuhan "el medio es el mensaje". Cita, en este sentido, a la revista Mongolia porque puede publicar cosas que "nunca se publicarán en otro medio". "Mi experiencia ha sido muy larga y muy fructífera", sostiene. Ilustra esta frase aludiendo a la censura que sufrió en su primer trabajo. "La primera caricatura que dibujé fue el papa Pablo VI, a cambio, de no publicar una caricatura de Arias Navarro, en la que le aparecía como si fuera Carlitos (Snoopy)".

Peridis ,que hizo estas declaraciones en el ciclo "Periodismo: Desafíos y Realidades" en el Centro Cultural Blanquerna en Madrid, sostiene que el humor de la época de la transición no tiene relación con el actual. "Entonces se hacía humor entre líneas?". "Había unos talentos en el humor descomunales", sostiene. "Chumi Chumez era un genio absoluto. Igual que lo es ahora El Roto", apunta.

Sin embargo, afirma que hay que "andar con cuidado" porque hoy las redes sociales "pueden expandir" los dibujos como los seísmos; no obstante, precisa que eso en su contexto "no tiene importancia pero fuera de contexto es demoledor".

Pere Rusiñol, periodista de Mongolia y Alternativas Económicas, explica que Mongolia surge tras una reflexión que la que "se constata un retroceso".

Este retroceso se produce "en la legislación" y, además, ahora los bancos "se lo han quedado prácticamente todo", en alusión a los medios de comunicación. En este contexto, los límites de la libertad de expresión "Cson mucho más delicados". "Los bancos tienen intereses universales". Ante esta situación- explica Rusiñol- se necesitaba un medio para "ensanchar los límites de la libertad de expresión".

AUTOCENSURA

Rusiñol señala que en Mongolia no hay "autocensura" porque la publicación surgió, precisamente, para evitar que eso ocurriera. El periodista señala que se pretendía "forzar anomalías". Alude, en este sentido, a la existencia de la Audiencia Nacional que, a su juicio, es una entidad que no tienen los países democráticos homologables en Europa.

"Es un tribunal especial que nació del TOP antiguo; por tanto, es una anomalía de España y la segunda es la tipificación como delito aquello relacionado con la corona, como por ejemplo, las injurias a la corona".

El periodista recuerda que en el número dos de Mongolia en la portada aparecía la frase "El rey podría violarte". "Se trata de un tipo de revista que nos gusta mucho provocar pero no porque sí", aclara " Cómo puede ser que el rey sea imputable", se pregunta. "Eso no quiere decir que te vaya a violar mañana pero si quisieran imputarle no le pueden imputar", explica el periodista para explicar sus argumentos. "Creemos que realmente en este país hay materia para protegerse e intentar emular a Europa que es donde hemos querido siempre estar" sostiene.

OPINIÓN

Por su parte, César González, director de informativos de La Sexta, señala que "el humor es opinión". Cualquier tipo de humor "tiene un punto de partida que se integra dentro del género de la opinión que es un género de la información". "El humor puede exagerar la realidad pero no debe mentir lo que cuenta tiene que ser verdad". González explica que cuando es humor es bueno tiende a ser un "ajuste de cuentas civilizado con el poder".

El humor la Sátira y la ironía ha sido siempre "una herramienta de defensa cuando la libertad ha estado amenazada", explica González. "Nosotros como medios tradicionales tenemos un profundo respeto al humor porque un periodista intentando hacer de humorista suele hacer el ridículo", explica el director de informativos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!