Mucho se ha hablado sobre las vacaciones de verano de la Familia Real, donde Marivent ha sido desde hace bastante tiempo, el refugio de todos los miembros de la familia, menos del propio Rey Juan Carlos I. A pesar de que la isla es una de las más demandadas del turismo mundial, el Rey emérito ha sido cazado lejos de su familia, en las costas gallegas y en plena ola vacacional mallorquina.

Un hecho que sorprende bastante, teniendo en cuenta que toda su familia se encuentra en Marivent. Sin embargo, Juan Carlos I [VIDEO] no pisará el palacio mallorquín junto a sus nietos y el resto de familia, dado que ha preferido navegar por Sanxexo junto a sus amigos empresarios Sánchez Bella o Pedro Campos Calvo Sotelo, quien incluso lo acoge en su residencia.

Los duros motivos de Don Juan Carlos para pasar de Marivent

Sin embargo, algunos medios de comunicación como Vanitatis revelan los motivos por los que el Rey emérito habría cambiado su destino familiar por otro muy distinto. En primer lugar, no le gusta el ambiente familiar que existe en Marivent, y es por eso que el palacio se ha convertido en un punto de encuentro para todos los primos de la Familia Real y donde la Reina Doña Sofía fija unas pautas como son desayunar todos a la misma hora, algo que no ha gustado a algunos integrantes de la Casa Real.

Por si fuera poco, Juan Carlos I ha dejado caer en un tono bromista lo siguiente: "No tengo barco, no tengo casa y los amigos son muy mayores o no están". Unas declaraciones dadas a su círculo más íntimo que deja clara su escasa voluntad para asistir junto a su esposa y el resto de su familia a su retiro vacacional en Mallorca.

Lo más sorprendente es que el Rey emérito ni siquiera acudía la pasada semana al cumpleaños de uno de sus mejores amigos en Mallorca, algo que definitivamente muestra el desapego de Don Juan Carlos [VIDEO] a la isla.

Leonor y Sofía, indiscutibles protagonistas del verano

Todas estas informaciones dejan evidencia constante de que la familia real está más distanciada que nunca, los posados veraniegos han dado un giro de 180 grados donde, en el último de ellos, hemos podido apreciar una mayor cercanía con los medios de Felipe y Letizia y ni rastro de los reyes eméritos o el resto de primos. Un particular protagonismo hacia la Princesa Leonor y la Infanta Sofía que ha dado imágenes más entrañables a la prensa.

En definitiva, Don Juan Carlos pasa definitivamente de Marivent y de un encuentro fotografiado junto a sus nietos e hijos. Este verano las únicas instantáneas del ex monarca serán en las costas gallegas alejado de su familia.