La Caja de Ingenieros es una pequeña entidad financiera catalana. No huyó tras el proceso secesionista, es más, sus lazos con la ANC y Omnium Cultural son cada vez más estrechos. Ahora también lo son con el “proyecto familiar” de Irene y Pablo, ¿mera coincidencia?

Desde que se anunció la compra de la “casita de campo” para vivir (no para especular que eso está muy feo y solo lo hacen los malotes del PP) no han dejado de bailar cifras en torno al préstamo hipotecario concedido al feliz “proyecto de familia” comunista.

En este país, donde la hipoteca media en 2017 según la AHE (Asociación Hipotecaria Española) es de menos de 100.000 Euros, ningún miembro del staff de Podemos se sonroja al vendernos la moto de la normalidad de solicitar un crédito de más de medio millón de Euros y que te lo concedan.

Otro tema importante para la gente corriente y moliente es que el banco te presta hasta el 80% del valor de tasación. Vamos a hacer números según los datos que se han facilitado a la opinión pública:

  • -A Pablo e Irene se les ha facilitado el 90% del valor de la vivienda, un favor interesante diría yo.
  • -La vivienda cuesta 600.000 €, luego el crédito es de 540.000 €
  • -La cuota mensual es de unos 1600 € durante 30 años. Hemos de entender que es, por tanto, una hipoteca a tipo fijo. Si la calculadora de Idealista, el portal inmobiliario, no miente; para un crédito de 540.000 a tipo fijo con una cuota de 1.600 € el tipo de interés debería rondar el 0.45%. A día de hoy si repasamos las ofertas hipotecarias de los distintos bancos es muy difícil encontrar un tipo fijo por debajo del 2.25%. ¿Otro favor interesante?
  • -Los gastos en una compra de vivienda son del 10% sobre la hipoteca, hay que añadir entre 50.000 y 60.000 Euros más, por tanto, al montante de la operación. La parte aportada en dinero contante y sonante asciende así a unos 120.000€, una cantidad en absoluto desdeñable. Punto este que me parece encomiable pues el ahorro y la economía son preciadas cualidades en un político. Lo que no me queda claro es que si con 120.000 Euros en el banco ya eres rico o puedes seguir siendo gente.

Tras las acertadas respuestas en su rueda de prensa de ayer, Irene Montero no nos ha dejado claro nada en absoluto pero hay una frase cincelada con letras XL en su argumentario: “la economía no debe estar en manos de los mayordomos de los poderosos”.

Los lacayos de los banqueros deberían alejar sus sucias garras de la política, todos los burgueses del PP y de Ciudadanos son casta que trabaja por el bien del capital y no de la gente. Si todos ellos descubriesen las enormes ventajas de ser amiguetes de los banqueros otro gallo nos cantara; nada de legislar para el ibex 35, simplemente invitate a unas rondas y deja que, en justa correspondencia, los banqueros tengan a bien compartir contigo su riqueza.

Entiendo que es un préstamo concedido con cariño porque con ese interés (0,45%) no es el ánimo de lucro el que lo sostiene; este es el camino y no otro, por fin el amor llega a las transacciones hipotecarias.

No soy cínica, me encanta que los “proyectos familiares” de la gente salgan adelante en chalets impresionantes en urbanizaciones de lujo; ya me gustaría lo mismo para mi, pero no seré yo quien afee la conducta en los demás tachando su riqueza de ilícita y adivinando su ánimo especulativo.

Si Pablo e Irene consideran que tienen derecho a disfrutar de su dinero así son libres de hacerlo pero que no nos quieran hacer comulgar con ruedas de molino; que su conciencia de clase no les genere remordimientos, no serán ellos los primeros comunistas de la historia que disfrutan de palacios y casoplones… en su caso, por lo menos, es comprado...

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!