El ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, está en libertad desde este mediodía tras pagar la fianza impuesta por la justicia alemana. El político catalán ha manifestado su agradecimiento por la solidaridad recibida y ha exigido al gobierno español diálogo así como la libertad del resto de los presos catalanes que siguen en las cárceles españolas.

"El tiempo para el diálogo ha llegado", expresaba Puigdemont entre una nube de fotógrafos a las puertas de la prisión de Neumünster (Alemania) minutos después de las dos del mediodía.

Puigdemont no ha hecho declaraciones y se ha limitado a leer un comunicado en alemán y en inglés.

"Pido la liberación inmediata de todos los compañeros que siguen en las prisiones españolas. Es una vergüenza para Europa tener presos políticos", ha señalado. Puigdemont ha leído tres hojas manuscritas en las que llevaba escritas de puño y letra el mensaje que ha transmitido.

En el trascurso de su intervención ha afirmado que "ha llegado el tiempo para el diálogo.

Hemos pedido diálogo durante los últimos años y solo hemos recibido una respuesta violenta y represiva". "Es hora de hacer política", ha puntualizado.

En esta línea, el líder catalán insistía en una idea central en su discurso en alusión a las relaciones entre España y Cataluña. Así ha señalado que no hay "excusas para que las autoridades españolas no empiecen a dialogar con los líderes catalanes para encontrar una solución a nuestras demandas".

"No a través del derecho penal", precisaba con contundencia Puigdemont después de haber pasado doce noches en la prisión de Alemania.

Puigdemont, tras acabar su comparecencia rodeado por la prensa y las personas que durante su estancia en prisión han estado pidiendo su libertad, ha viajado en dirección a Berlín. Es probable que mañana ofrezca una rueda de prensa con los quince diputados del Parlament de Catalunya que se han desplazado hasta ese país para apoyar a Puigdemont tras su liberación.

Por ahora se desconoce el lugar de residencia de Puigdemont en Alemania que tendrá que comparecer cada semana en los juzgados que se encuentran en el complejo de la prisión de Neumünster. Esta es una de las medidas cautelares que le ha impuesto la justicia alemana como contrapartida a la libertad.

Wolfagang Schomburg, abogado alemán de Carles Puigdemont, ha afirmado que para Europa lo mejor sería que "España iniciará un nuevo camino para resolver los conflictos internos".

Ha precisado que esto se debería hacer recuperando el "diálogo pacífico" como pide Puigdemont.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más