El rumano Ceaucescu era zapatero y tiranizó a su nación con mano de hierro durante medio siglo. Puigdemont, pastelero en sus orígenes mozos, también tiene planes de grandeza.

¡Quién le iba a decir a su abuelo Francisco Puigdemont, fundador de la pastelería familiar Pastisseria Puigdemont (en Amer, Gerona), que el nieto “pelucón” llegaría tan lejos!

Reeditando el mito de David y Goliat

Ahora el pequeño Puigdemont se ha propuesto reeditar el mito de David y Goliat, léase Cataluña versus España y Europa.

Y por el camino hay mucho teatro, muchos dimes y diretes, muchos gestos cara a la galería, mucho show, porque el ex president de eso sabe mucho, de sacarle partido a los medios de comunicación y las redes sociales.

Es la nueva guerra de guerrillas, capaz de aupar al poder nada menos que al presidente de los Estados Unidos y convertir en emperador a su homólogo “rojo” Putin.

Está claro que en nuestros tiempos las reglas de juego han cambiado. Han cambiado las cartas. Ahora en vez de cartas se usan malabares y trucos de prestidigitación según los cuales “ahora te veo” o “ahora no te veo”.

Maniobras del show-político

Es el show business puesto al servicio de la política, ni más ni menos, altamente provechoso.

Y todo vale en ese “mafioso” negocio, naturalmente, como torpedear los servidores informáticos para ganar elecciones en el país de las barras y estrellas o echar mano de la magia negra.

Y si no que se lo pregunten a Marcela Topor, la guapa rumana casada con el ex president, que ha heredado de sus ancestros ciertas cualidades subrepticias…

Ahora, tras la lujosa vida en el exilio en Bruselas y la estancia solariega en el ostracismo germano, cabe preguntarse qué nos deparará el siguiente capítulo del culebrón.

¡Qué grato se nos hace ya verlo discursear sin ton ni son en cuatro idiomas durante la sobremesa!

Entrañable Puigdemont

¿Qué sería de nosotros sin #Puigdemont y su soberbia maraña capilar?

¡Viva la independencia de #Catalunya y la agenda ya no tan secreta del egregio ex president!

Hay un toque enternecedor y familiar en sus comparecencias. Mi hijo acaba de decirme que de mayor quiere ser como Puigdemont. ¡Y yo soñando de crío con ser Superman, cándido de mí!

No tiene competencia, ni en la tele ni en cine ni en los best-sellers.

¡Qué hombre, qué prodigio, qué facultades!

Pablo Iglesias y sus amiguetes fundaron Podemos.

¡El bueno de Puig se sobra y se basta para fundarse a sí mismo y resucitar el esperpento para el showbiz a la salud del #Independentismo!

Y el pueblo entre tanto anda escribiendo algunas greguerías que sirvan de coro al astro...

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más