El escándalo del título de Master falsificado de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, salpica a la Universidad Rey Juan Carlos, y afirman que dicho curso fue "adaptado" a las circunstancias de la acusada. Cifuentes no tuvo que asistir a clases, y pudo sacar las asignaturas siguiendo una enseñanza a distancia. De este modo, la pelota pasa al tejado de la universidad pública, quien tendrá que responder por las acusaciones de El Diario de falsificar dos firmas en el documento de finalización de máster de la presidenta, y aportar la versión de los tres profesores que, supuestamente, corrigieron el susodicho trabajo.

Anuncios
Anuncios

Una corrupción que llega a la Rey Juan Carlos

La magnitud de este escándalo traspasa la corrupción política y golpea con fuerza una de las instituciones públicas más reconocidas de España: la Universidad Rey Juan Carlos. Cristina Cifuentes afirmó el pasado 4 de abril que, efectivamente, no asistió a las clases del Máster, y que este se adaptó a su circunstancia, como sucede en muchos otros casos. Eso sí, también afirma haber comenzado dicho curso una vez este había empezado, y haber presentado su TFM con asignaturas pendientes, siendo este último un aspecto a destacar, puesto que ninguna universidad, se supone, debe permitir la defensa de un trabajo de fin de Máster sin la finalización completa del curso.

Anuncios

Entre los documentos presentados por la presidenta, falta el que certifica haber presentado el TFM, aún cuando Cifuentes asegura tenerlo en su poder. Eso sí, de los siete documentos presentados, hay dos nuevos a destacar: el texto que autoriza a la Universidad Rey Juan Carlos a hacer público el TFM, y otro es una carta escrita por el profesor de la asignatura cuya nota se cambió, Pablo Chico, en la que además asume la total responsabilidad de cualquier error al respecto. Aun así, según El Confidencial, dos de las tres firmas presentadas en el acta fueron falsificadas, y aún no ha habido aclaración al respecto.

Mucho aún por aclarar, y pocas intenciones

Según El Confidencial, las tres profesoras encargadas de evaluar el TFM de Cristina Cifuentes nunca se reunieron para sopesar los resultados, y tampoco estuvieron presentes en la presentación de dicho trabajo. Además, la presidenta de Madrid afirma que la presentación tuvo lugar el 2 de julio de 2012, pero según el diario digital madrileño, dicha presentación nunca se llevó a cabo.

Además, uno de los profesores del Master, cuya identidad se mantiene oculta para evitar problemas, afirma que Cifuentes nunca asistió a sus clases.

Ante tanta incógnita sin resolver, el PSOE anuncia una moción de censura, apoyada por Podemos, en contra de la actual presidenta de Madrid. Las tensiones entre partidos aumentan, y la imagen de la Universidad Rey Juan Carlos queda en entredicho, una institución pública considerada de las más valoradas de España, y que debe responder ante las serias acusaciones de corrupción que empapa a su administración.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más