La Directora de comunicaciones de la Casa Blanca Hope Hicks anunció que dejaría la Casa Blanca, lo que la convirtió en la última integrante del circulo interno de Trump en renunciar. La partida de Hicks fue confirmada por la Casa Blanca el miércoles.

La salida de Hicks definitivamente tendrá un efecto dominó en la Casa Blanca, donde Trump ahora debe trabajar sin su ayudante más leal. Hicks logró mantener un bajo perfil dentro de la administración Trump. Hicks trabajó anteriormente para Trump en su compañía, durante la campaña.

Hicks testifico ante el Comité de la Cámara

Fox News informó que la renuncia de Hicks se produce apenas un día después de testificar ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, admitiendo que dijo mentiras durante su trabajo en la Casa Blanca.

No está claro si la renuncia estaba relacionada con su testimonio. Se espera que Hicks permanezca en activo por algunas semanas más, antes de irse.

El presidente Trump emitió una declaración llamando a Hicks inteligente, considerada y una gran persona. Trump dijo que está seguro de que volverán a trabajar juntos en el futuro. Hicks también emitió un comunicado en el que daba las gracias al presidente Trump y deseaba lo mejor a Trump y a la administración a medida que continuaban liderando el país.

¿Quién va a reemplazar a Hicks?

No está claro quien se convertirá en el nuevo director de comunicaciones, que es un puesto que ha ocupado cuatro personas. Recientemente, Mercedes Schlapp intervino y se hizo cargo de algunos de los deberes de Hicks mientras manejaba las crisis que habían surgido.

Mientras que la Casa Blanca podrá ocupar el puesto, lucharán por encontrar a alguien que sepa como trabajar con el presidente tan bien como lo hizo Hope Hicks. Los aliados de Trump se sorprendieron de su partida, y uno de ellos dijo que no podía imaginar a Trump sin Hicks a su lado.

El futuro es brillante para Hicks

Mientras Hicks deja la Casa Blanca , se espera que Hicks reciba numerosas oportunidades de alto renombre que incluye ofertas de TV, ofertas de libros y posibles puestos en corporaciones. Sin embargo, Hicks dejara la Casa Blanca un poco maltratada y magullada, por su papel en la redacción de la declaración engañosa sobre la reunión de Donald Trump Jr con un abogado ruso, que empañó a Hillary Clinton durante la campaña.

Recientemente, también fue criticada por su participacion en la elaboración de la primera defensa de la Casa Blanca a Rob Porter, quien renunció ante las acusaciones de abuso doméstico por parte de dos de sus ex esposas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!