Cataluña ha vuelto a ser el centro de atención de las especulaciones y rumores. De los dos únicos exconseller detenidos, durante la tarde de este martes, Joaquim Forn ha informado a la dirección del PDeCAT que dejará su acta como diputado. El gesto no sería otra cosa que una estrategia para lograr salir de prisión. Tanto él como Oriol Junqueras han permanecido en la cárcel de Estrema desde que el juez Pablo Llarena emitiera la orden por estar investigados sobre un posible delito de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

El exconseller de Interior y el exvicepresidente de la Generalitat han presentado en dos oportunidades recursos ante el magistrado en donde se solicita la excarcelación de ambos.

También lo intentaron los líderes de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart y Assemblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, obteniendo la misma respuesta que sus compañeros de proces.

La renuncia a los escaños

Según ha trascendido la intención de la defensa de Forn es que éste presente la renuncia durante la jornada de hoy. De esta manera la Presidencia de la Cámara la certificaría y daría paso al ingreso del diputado Antin Morral i Berenguer, el siguiente según los comicios del pasado 21 de diciembre. Algunas fuentes sostienen que, el puesto número 7 que ocupó en la lista que PDeCAT presentó en estos comicios no resultó fácil de aceptar para el exconseller.

Con la puesta en vigor del artículo 155, Joaquim Forn y algunos de los consejeros de Carles Puigdemont debieron comparecer ante el juez por un posible delito de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos.

El 2 de noviembre se dicto la prisión preventiva para ellos y los conocidos como "los Jordis". Pese a los recursos presentados, Junqueras, Forn, Sánchez y Cuixart no han logrado la libertad provisional. La semana pasada, con motivo de celebrarse la sesión constitutiva del Parlament, los cuatro pudieron delegar su voto.

Joaquim Forn no sería el único que renuncie a su escaño. Al parecer, los exconseller que acompañan a Carles Puigdemont en Bruselas, también estarían analizando la misma posibilidad. La misma podría convertirse en una manera de asegurar la mayoría absoluta del bloque independentista a días de que se celebre en el Parlament la sesión de investidura.

Cabe destacar que, como muy tarde, esta debe celebrarse antes del último día de enero, es decir el próximo 31.

El pleno de investidura sin diputados

Como si no hubiera sido suficiente con la primera denegación, los abogados de Oriol Junqueras intentaron una segunda vez. En esta oportunidad, presentaron un recurso para solicitar que el exconseller pudiera asistir al pleno de investidura en lugar de relegar su voto. Gesto que tuviera que hacer el pasado 21 de diciembre cuando el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, le negara esta posibilidad por existir la posibilidad de que se reiteraran los delitos de los que está acusado.

Si el magistrado acepta el pedido de traslado de prisión, a una más cercana a su domicilio, Junqueras podría concurrir a la sesión de investidura.En el documento presentado por su defensa, alegan que además, El exconsejero de Interior estaría más cerca de su esposa y sus hijos.

Andreu Van den Eynde, abogado de Junqueras, considera que de ser aprobado este pedido se estaría garantizando los derechos personales y procesales de su defendido. El letrado a pedido al juez Llarena su autorice el traslado de Junqueras al Centro Penitenciario Brians 1, por ser el más cercano al domicilio particular de Junqueras o en su defecto a cualquier otro en la Comunidad Catalana para que pueda realizar su actividad política.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!