Había muchos interrogantes acerca de la presencia o no de Carles Puigdemont en el parlamento catalán pero ahora el foco se ha puesto sobre Roger Torrent, presidente del parlamento catalán. Apenas unas horas antes del pleno y con concentraciones independentistas en la calle, Torrent ha decidido suspender la sesión de investidura prevista para hoy a las 15h de la tarde. Al parecer la decisión no ha sido consultada con los otros partidos independentistas, que han conocido la noticia cuando la ha anunciado el mismo presidente del parlamento, que parece ser que posteriormente ha llamado cinco veces a Puigdemont y este no le ha cogido el teléfono.

La CUP ha criticado a Torrent

Ante el anuncio los cuatro diputados de la CUP han criticado a Torrent y como acto de rechazo a su decisión han decidido entrar a la cambra del parlamento y luego sumarse a los concentrados en la calle. Por su parte JxCat tambíen ha reprochado a ERC que el pleno se puede celebrar, recordemos que tres diputados en Bruselas han renunciado a su acta para asegurar una investidura en primera votación. La formación del expresidente, ahora huído en Bruselas, ha sospesado entrar al parlamento como lo ha hecho la CUP pero finalmente no ha sido así.

Manifestantes en a calle

Mientras dentro parece estar todo parado en la calle los manifestantes han roto el cordón policial que había entorno al Parc de la Ciutadella y se dirigen a las immediaciones del parlamento para hacer presión sobre los políticos independentistas, en cabeza los CDRs y la organización juvenil de la CUP ''Arran''.

Ante este escenario los partidos unionistas tampoco parecen estar más unidos ya que Ciudadanos se niega a presentar a Inés Arrimadas como candidata, argumentando que no tiene mayoría para ser investida, ante la insistencia de un PP que últimamente está criticando bastante a Ciudadanos desde que no le cedió un diputado para formar grupo.

Por otro lado tanto Xavier Domenech, que esta mañana ha visto como la policía registraba el maletero del taxi en el que entraba en la cambra, como Miquel Iceta han insistido en que los independentistas tienen que proponer otro candidato y volver a la legalidad. Desde Madrid tanto Soraya Sáenz de Santamaría como Albert Rivera atribuyen la división del independentismo a las medidas cautelares establecidas por el Tribunal Constitucional ante el recurso del Gobierno, que impiden a Carles Puigdemont ser investido por vía telemática o por delegación en otro diputado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más