El debate electoral que se celebró en la Sexta no aportó nada nuevo a los electores. Al contrario, los candidatos dejaron vía libre a nuevas elecciones en Cataluña al no aclarar los pactos que llevarán a cabo el día después del 21 D. Incluso durante el acto televisivo moderado por Ana Pastor ha habido fisuras entre los partidos del mismo bloque: soberanistas y constitucionalistas. Con enfrentamiento entre Junts per Catalunya y Esquerra Republica de Cataluña y también alguna aguijón entre los candidatos de Ciudadanos y el Partido Popular.

Más allá de apurar el último voto de los indecisos todo apunta que Cataluña será ingobernable tras estas las elecciones de este jueves.

Tal y como atisbó el, representante de CatenComú en el debate, todo va en la línea de unas nuevas elecciones en primavera. Incluso la estrategia de algunos grupos políticos va encaminada hacia este nuevo escenario político del que ningún partido públicamente desea hablar.

Ataques directo a los rivales

El debate lejos de ofrecer propuestas, se limitó a una serie de frases muy llamativas por parte de las siete opciones con posibilidad de obtener representación en el Parlamento de Cataluña. De estas manera, se pudo escuchar al representa del PSC, Miquel iceta, aludir a que “no voy a apoyar a ERC ni este partido político me va a apoyar a mí". Más punzante fue la intervención de Josep Rull, de Junts per Catalunya, al afirmar que lo que se dilucida realmente en estas elecciones es si el presidente es elegido por Mariano Rajoy o por el contrario por parte de los ciudadanos de Cataluña.

Aunque quien vino a poner el máximo punto de tensión fue el número uno de la lista CatenComú Xavier Domenech al dirigirse directamente a la representante de Ciudadanos. Hasta el punto de decir que “arrimadas no suma, sino que por el contrario resta”. A quien se le unió la cabeza visible de ERC al indicar que “la candidata de Cs es de laboratorio.

En ningún momento se produjo ninguna clase de propuestas para gobernar Cataluña en los próximos años.

Alabanzas a la república y 155

Quien decidió ser más coherente con sus ideas en este debate fue el dirigente de las CUP, Vidal Aragoneses al afirmar muy rotundo que “venimos a avanzar en la construcción de la República”.

En contraposición del pronunciamiento del líder popular en el sentido de que “gracias a la aplicación del 155 el independentismo ha sido descabezado desde el punto de vista político”. En un debate en el que brilló por su ausencia cualquier sugerencia de pacto para gobernar desde una mayoría.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!