El proyecto ya había fracasado en otra ocasión en la Cámara de Representantes, al no contar con suficientes apoyos. Esta vez, a pesar de haber presentado algunos cambios con respecto al anterior, ha contado además con la oposición de varios senadores republicanos, que consideran que no son suficientes las medidas que toma contra la ley sanitaria anterior.

A pesar de el estruendoso fracaso, Donald Trump se ha mostrado optimista y, ha twitteado: "Hemos sido traicionados por todos los demócratas y unos cuantos republicanos. La mayoría de los Republicanos fueron leales, estupendos y trabajaron muy duro.

¡Volveremos!"

También ha escrito: "Como siempre he dicho, deja que el Obamacare fracase y luego unámonos y hagamos un magnífico plan sanitario. ¡Manteneos al tanto!"

¿Obamacare?

Desde la aparición de Trump, uno de los principales objetivos del partido republicano estadounidense ha sido siempre la abolición del "Obamacare" (Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible), aprobado por Obama durante su gobierno. Esta ley aprobada en el 2010, es una de las últimas huellas dejadas por los demócratas en su paso por la Casa Blanca, y creó profundos cambios en el sistema sanitario de los Estados Unidos. Estos proporcionan acceso a cuidados de salud a ciudadanos con pocos recursos.

Sin embargo, es uno de los principales puntos de discrepancia entre demócratas y republicanos, y ha sido condenada en numerosas ocasiones por éstos últimos, ya que consideran que ha hecho que "los costes para las familias americanas se disparen".

Obama, por su parte, escribía hace unos días: "El cuidado sanitario ha tratado siempre sobre algo mucho más importante que la política: trata sobre el carácter de nuestro país".

Los demócratas creen que de haber sido aprobada la ley de Trump, habría podido llegar a causar un gran daño: "Los republicanos han intentado quitar el cuidado sanitario a millones y han fallado dos veces porque los ciudadanos americanos han hecho que sus voces sean escuchadas [...] No os equivoquéis.

La derrota de este proyecto de ley es una victoria para la decencia humana."

La iniciativa queda suspendida por el momento, pero los republicanos no parecen dar signos de querer rendirse aún. Es muy probable vuelvan a intentar sacarla adelante en un futuro no muy lejano. Hasta entonces, el Obamacare y los millones de americanos que se han estado beneficiando de él hasta ahora, reciben un respiro.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!