Todo lo que envuelve al entorno de Susana Díaz desde que hiciera oficial su candidatura a las primarias socialistas están rodeadas por un humo grisáceo de sospecha corruptiva. Después de que la Gestora del PSOE, a través de su portavoz, amenazara ´sutilmente´ a Pedro Sánchez con represalias si no paraba el crowdfunding, ese mismo día permitían a Díaz mantener ocultas sus cuentas y presupuesto recaudado. Esa falta de transparencia permitida por los barones de más alto rango del partido parece haber saltado por los aires. En la sesión de Control del Gobierno andaluz del pasado jueves la oposición ha llevado al Parlamento las primarias del PSOE y acusan a la sevillana de usar recursos humanos y materiales de la Junta de Andalucía.

Las acusaciones de PP, Podemos e IU no se basan, al menos de momento, en ningún dato contrastable y aunque el equipo de la presidenta preveía esta línea de ataque, las denuncias de sus rivales en el Parlamento han adquirido más resonancia debido a los clarososcuros en la financiación de la campaña de Díaz, y a la reticencia de su equipo a desvelar los ingresos y gastos de los actos de partido que ha organizado hasta ahora. El mismo gran acto en su presentación a las primarias, que reunió a la plana mayor del partido (Felipe González, Zapatero, Alfonso Guerra, etc) se estima que costó cerca de 70.000 euros, que según el entorno de la andaluza se ha pagado con donaciones de militantes del partido.

Si ponemos atención en la elevada cantidad en un sólo acto, comparándola con la totalidad de lo recaudado por Sánchez con el polémico crowdfunding (90.000 euros), casí superaría dicha cantidad en su presentación en Madrid. Se espera que, más pronto que tarde, se clarifiquen las cuentas de la candidatura de la andaluza, tal y como exigen a los otros dos candidatos desde la Gestora.

También corre el rumor de que gran parte de la financiación de la andaluza llegaría de intereses económicos como el grupo PRISA e incluso directamente del bolsillo de algunos barones para aumentar sus opciones de victoria.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!