El anuncio de una moción de censura contra Mariano Rajoy, ha pillado a todos por sorpresa. En torno a las 12 de la mañana, Pablo Iglesias –rodeado del séquito de Unidos Podemos-En Comù Podem-En Marea- comparecía ante los medios de comunicación para anunciar una moción de censura contra el presidente del Gobierno. No es la primera en la historia de nuestra democracia. En 1980, Felipe González presentó una contra Adolfo Suárez pero aunque se esperaba fallida, tenía como objetivo presentar al líder de los socialistas como presidenciable.

Siete años más tarde, Antonio Hernández Mancha se enfrentó a Felipe González, que por entonces ya ejercía de presidente del Gobierno. Ninguna de las dos prosperó. ¿Ocurrirá ahora lo mismo?

La verdad es que no hay opciones de que la iniciativa prospere, pues a los pocos minutos de su notificación, PSOE, Ciudadanos y PNV negaron secundar la propuesta. De hecho, Antonio Hernando –portavoz del PSOE en el Congreso- recordó la “irresponsabilidad” y “mala fe” del partido de Iglesias cuando él mismo planteó un Gobierno de coalición hace ya un año.

El resultado final fue “acabar votando contra el candidato del PSOE".

Desde Ciudadanos, José Manuel Villegas ha asegurado que su partido no apoyará lo que han calificado como “un circo de Podemos”. "El Estado está actuando, las fuerzas de seguridad, los jueces y los fiscales están luchando contra la corrupción", agregaba Albert Rivera tras ser preguntado por dicha moción. El Partido Nacionalista Vasco, a su vez, ha tildado de poco “seria” la iniciativa de Podemos.

En palabras de Aitor Esteban, portavoz de esta formación: "No es forma responsable de hacer política. La teoría que se debe enseñar en la universidad cada vez está más alejada de la práctica parlamentaria y se buscan otros fines”.

No obstante, la iniciativa de la formación morada no se verá truncada tan pronto. A pesar de todo este rechazo, fuentes de Podemos han asegurado que la moción de censura se presentará en el registro de la Cámara dentro de unas semanas.

Pero, ¿quién será el candidato? Tanto Iglesias como Irene Montero hacen caso omiso a esta pregunta: "Esto no va de nombres ni de caras, va de alternativas al PP". Su objetivo principal es "iniciar un periodo de consultas" con partidos políticos, sindicatos y asociaciones como Jueces para la Democracia –estos últimos son decisivos para votar dicha moción de censura-.

Nadie puede negar la situación que estamos viviendo en estos últimos días. La Operación Lezo ha dejado gravemente dañado al Gobierno, por no hablar de los numerosos casos de corrupción que llevan a sus espaldas. Es cierto que el Partido Popular está pasando por sus peores momentos, y que España necesita un gobierno fuerte para enfrentarse a la crisis que sigue acechando.

Pero Pablo Iglesias y Unidos Podemos han empezado la casa por el tejado. Y a pesar de todo y de todos, seguirán adelante. Después de dos intentos fallidos de mociones de censura, ¿será esta la vencida?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!